I. MANOTA

Que donde urge una manota de gato es en el Penal Varonil de Saltillo, especialmente en las seis torres de vigilancia que se instalaron hace ya cerca de tres décadas. Resulta que las plataformas y escalinatas de metal en forma de caracol para subir y bajar de las casetas, presentan ya una avanzada oxidación, lo que causó que un celador se accidentara y, la verdad, por poco no la contaba. Apolonio Armenta, titular del sistema penitenciario del Estado, hizo notar eso, pero nomás no llegaron recursos ni planes para subsanar el problema.

II. BRONCÓN

En temas de seguridad, se dio un altercado entre elementos de Fuerza Coahuila y de la SEIDO que por poco termina en un enfrentamiento. Resulta que los federales, con vestimenta de civil, intentaron recientemente cumplimentar, por alguna causa, órdenes de aprehensión contra mandos de la institución estatal que dirige José Luis Pliego, pero estos, obvio, no se dejaron. Todo terminó en una persecución que culminó en la subdelegación de FGR en Saltillo.

III. BOLITA

Al que le volvieron a hacer “bolita” fue a José Luis Moreno, titular ya desde hace bastantito tiempo de la Dirección de Pensiones. Y es que decenas de jubilados del Gobierno del Estado se arremolinaron en la Casa del Pensionado porque, sin consultarlos, la dependencia referida les empezó a pagar mediante tarjeta, cuando siempre se les daba su dinero en efectivo. Los afectados aluden que al menos se debió tener la sensibilidad de avisarles que no iban a recibir su dinero, y que en vez de eso les iban a dar un plástico para que fueran a un cajero.

IV. PROBLEMÁTICA

En el IEC ya no hallan qué hacer con María Flores Enríquez, coordinadora de Organización Electoral y a quien recientemente le confirmaron una sanción de amonestación pública por acoso laboral a su jefe. La aludida ya entró en franca pugna con Gabriela de León, presidenta del instituto, y con casi todos los consejeros, excepto con Karla Verónica Félix y con Juan Antonio Silva, quienes la defienden a capa y espada.

V. EN DURANGO

Al que se reportó anoche en Durango fue al pastor del Rebaño Legislativo Marcelo Torres Cofiño. El lagunero estuvo en el Informe de Gobierno de José Rosas Aispuro (en uno de los varios actos que realizo en la vecina entidad), que en esta ocasión presentó ante la comunidad de la Universidad Tecnológica de Durango. El presidente de la Junta de Gobierno del Congreso local coahuilense alcanzó lugar en primera fila, en la que también se vio a Marko Cortés, dirigente nacional del PAN. Por allá también estuvo Jorge Zermeño, alcalde de Torreón.

VI. A MEDIAS

A casi dos semanas de iniciado el ciclo escolar, resulta que los libros de texto gratuitos que reparte la Secretaría de Educación a las primarias y secundarias siguen sin llegar o sin ser entregados al 100 por ciento. Los estudiantes han recibido los libros a cuentagotas con la excusa de que el Gobierno Federal ordenó cambiarle el diseño de la pasta a uno de ellos. Por cierto, por las lluvias se suspenden hoy las clases.

VII. NO ENTENDIÓ

El malestar en la Facultad de Jurisprudencia, de la UAdeC, dicen los que saben, no se limita a la inacción ante las denuncias por acoso sexual. También existen focos rojos por exclusión de profesores de la plantilla docente y la organización de eventos oficiales en los que se ofrecen bebidas alcohólicas a los alumnos menores de edad. En todos los casos las quejas conducen a un sólo nombre: el secretario Técnico Leonardo Borrego, quien parece no aprendió nada con la suspensión que se le impuso. La presión se está acumulando y podría generar un conflicto en cualquier momento, dicen. ¿Será?

VIII. NO PLACAS

El que se apersonó en el Congreso del Estado fue el exregidor independiente Alfonso Danao de la Peña, quien llevaba bajo el brazo una iniciativa ciudadana para eliminar el cambio de placas vehiculares, que aquí en Coahuila se hace cada 3 años. Recordemos que el Segundo Periodo Ordinario de Sesiones no inició bien para las iniciativas ciudadanas; pues los diputados acaban de “batear” cinco del saltillense Erick Rodrigo Valdez Rangel.

IX. SIN LUZ

Mal y de malas andan los subalternos de Manuel Bartlett, titular de CFE. Y es que anote que en Coahuila, los súper intendentes o responsables de las oficinas regionales no dieron pie con bola en lo que fue la crisis de falta de energía eléctrica en el Cefereso de Ramos Arizpe. Los funcionarios locales prefirieron esconderse y no desquitar su chamba y ni siquiera mandaron un boletín con la realidad que acontecía. Sin duda, eso de mandarse solos y no atender llamadas, deja mal parado a su, de por sí, golpeteado jefe Bartlett.

Comentarios y sugerencias politicon@vanguardia.com.mx

Sigue Politicón en Twitter: @PolitiCónMx