Deshojado. Por: Mendoza

I. SIN ATRACTIVO
Ha dejado de ser atractiva la candidatura independiente –después de los sonados fracasos en el pasado proceso electoral local-, porque hasta ayer sólo iba un inscrito que quiere ir al Congreso de la Unión a través de esta vía. Guillermo Flores es la única persona que buscaría una diputación federal a través de una candidatura sin partido. La fecha límite para inscribirse como diputado cerró, pero aún permanece abierto el registro para senador, y cerrará hasta el próximo 15 de octubre. Cualquier registro a aspirante a candidato a senador sin partido deberá hacerse en la oficina de Juan Álvaro Martínez, en el INE Coahuila.

II. NO ES BARATO
Lo que queda claro en eso de las candidaturas independientes o sin partido político es que también hay que invertirle. Los requisitos de entrada son tener una asociación civil, una cuenta bancaria y un apoderado legal, para cuando el INE, de Lorenzo Córdova, entregue recursos, más los que podrían conseguirse por donativos, puedan fiscalizarse. Nomás para crear una A.C. hay que invertirle 10 mil pesos.

III. NO MÁS ABUSOS
La diputada local Lariza Montiel puso a temblar de nueva cuenta a la paramunicipal Aguas de Saltillo, de Jordi Bosch. Resulta que la legisladora propone al Congreso que apruebe una iniciativa en la cual sólo se cobre reconexión del servicio doméstico de agua, cuando sea retirada la tubería, lo cual parece justo. De hecho así debería suceder en un municipio normal sin empresas con las uñas largas. El caso es que en Saltillo el servicio de reconexión se cobra a un precio con el cual ningún usuario está conforme. Sin embargo, la iniciativa también serviría para que otros municipios de la entidad no abusen.

IV. LA MIEL
No todo es miel sobre hojuelas para la alcaldesa electa del municipio de Ocampo, Arcedalia Ramírez. Basta recordar que Ramírez chapulineó de Movimiento Ciudadano a Morena, pero después de haber ganado la elección en Ocampo. Ahora una parte de personas que votaron por ella le andan armando protestas por su gran “congruencia”.

V. DESMORONAMIENTO
El desmoronamiento del PAN desde su cúpula no es casualidad. Llama la atención que el senador Javier Lozano –de finas raíces priistas- diga que Ricardo Anaya es un traidor. Lo mismo le dijo el coahuilense Luis Fernando Salazar, cuando Ricardo le volteó toda la elección interna y favoreció a Guillermo Anaya, para que se convirtiera en el candidato al Gobierno de Coahuila. En aquella ocasión Salazar andaba tan enfurecido que también lo llamó traidor; así es como últimamente al menos la mitad de los panistas identifican a su dirigente nacional. La única diferencia entre Salazar y Margarita Zavala es que Luis Fernando sigue dentro del PAN, porque no llevó su berrinche tan lejos.

VI. PARA EL TURISMO
Quien no quita el dedo del renglón es Héctor Horacio Dávila. El “HH” anda reclamando que el Impuesto Sobre Hospedaje (ISH) nomás no llega a las Oficinas de Convenciones y Visitantes, que utilizarían el dinero para promover el turismo en la entidad. Dávila es presidente de una de las dos asociaciones de hoteles que existen en Coahuila. La otra siempre está callada.

VII. UN DESORDEN
A tanto ha llegado el desorden del Instituto Electoral de Coahuila, de Gabriela de León, en el tema de los partidos que perdieron su registro, que nadie duda que puedan ganarle en la mesa al Instituto, o bien que por lo menos este año gasten todo el recurso disponible. Los recursos jurídicos de los que han echado mano los partidos morralla o la chiquillada son simples, porque nadie puede explicarse cómo al IEC se le han olvidado cosas tan básica en el nombramiento de las personas que van a liquidar los partidos y controlar sus gastos. No hay vuelta de hoja, al IEC le están fallando hasta los mínimos detalles, y lo peor es que ya tienen el otro proceso electoral encima.

VIII. TROPIEZOS
Mientras en Nuevo León el Penal de Cadereyta está convertido en auténtico polvorín –antes lo fue el penal del Topo Chico- el gobernador Jaime Rodríguez “El Bronco” sigue arrastrando el lápiz diseñando su campaña como aspirante sin partido a la Presidencia de la República. Con razón en redes sociales –la vía favorita de comunicación que tiene “El Bronco”- el reclamo principal es que si no puede con Nuevo León, menos podría con México.

IX. APARTIDISTA
Los priistas, no sólo de Coahuila, sino de todo el país ya promueven a José Antonio Meade en redes sociales. Aunque existen diferentes páginas de Facebook creadas para promocionar al Secretario de Hacienda rumbo a Los Pinos, llama la atención una en particular “Meade Presidente 2018”, en la cual se califica al secretario como un servidor público con 20 años de trayectoria, apartidista, de reputación intachable y honrado. En realidad las cualidades son las que debería tener cualquier servidor público, pero para los priistas parece que poder postular a un “apartidista, de reputación intachable y honrado” es básico. 

Comentarios y sugerencias politicon@vanguardia.com.mx
Sigue Politicón en Twitter: @PolitiCónMx