I. UN HECHO
Es prácticamente un hecho que Juan José Yáñez, todavía subprocurador de Investigación y Búsqueda de Personas No Localizadas, ahueque el ala a más tardar en enero. Incluso ya hay propuestas de nuevos perfiles, para que se hagan cargo de esta área de la PGJE, que lleva Homero Ramos. Esas propuestas son tanto por parte del Gobierno Estatal, como de los integrantes de Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos (Fuundec). Yáñez tampoco tuvo cabida en la PGR en la misma área de Desaparecidos, a donde se había integrado a mediados del presente año.

II. AUMENTO
Que en el Presupuesto de Egresos del Estado 2016 se confirma lo que el gobernador Rubén Moreira le prometió a los empleados de la PGJE hace apenas unas semanas: habrá incrementos de sueldos. Pero no se aceleren, no es de inmediato empezando el año, como sí sucederá con el Poder Judicial de Coahuila.

III. CANDIDATO
Allá en el vecino estado de Durango surgió un candidato del PRI al gobierno estatal, se trata de Esteban Villegas Villarreal. Cuentan que Villegas es el delfín –aparte de la gran amistad que tienen- de Jorge Herrera, actual gobernador duranguense. Así es en el PRI –dicen-, los gobernadores deciden sobre sus sucesores: te lo digo a ti Juan, para que lo oigas tú, Pedro. Lo cierto es que mucho de lo que se está viviendo ahora en varias entidades, con la designación de candidatos, lo experimentará Coahuila el año próximo, cuando galopen más fuertes los desbocados a la silla del Palacio Rosa.

IV. INFORME
El alcalde de Ramos Arizpe, Ricardo Aguirre, presenta hoy su Segundo Informe de Resultados. Lo va a acompañar el secretario de Gobierno, Víctor Zamora, como representante del gobernador Rubén Moreira. Ayer Aguirre entregó el documento al Cabildo y a su partido, para que hoy le dé lectura en la Presidencia Municipal.

V. RECOMENDACIÓN
Parece que la llamada a misa, digo, recomendación de Xavier Díez de Urdanivia, todavía presidente de la Comisión de los Derechos Humanos en el Estado de Coahuila (CDHEC) contra las fotomultas de Isidro López, no va a tener el efecto que se esperaba. De entrada, fue poco el ruido mediático, pero además la secretaria del Ayuntamiento, María Alicia García Narro, ya anticipó que no la van a aceptar porque no están de acuerdo con los argumentos legales planteados en la recomendación. Así que las fotomultas siguen vivitas y coleando, para tristeza de los correlones.

VI. TRATAMIENTO
El tesorero de Ramos Arizpe, José Luis Oyarzabal, sigue con su tratamiento buscando salir delante de cáncer de piel. Se le ha visto con buena salud, pero atento a los tratamientos que le indican en una clínica que visita en su natal ciudad.

VII. AJETREO
LEl ajetreo en el Congreso Estatal de “Chema” Fraustro está por comenzar. La próxima semana inician las comparecencias de los integrantes del Gabinete para la Glosa del Cuarto Informe de Resultados. Pero a la vez se estarán dando, durante las sesiones, los dictámenes de los presupuestos de los 38 municipios, sin contar que se está analizando el proyecto de Presupuesto de Gobierno de Coahuila presentado el pasado 30 de noviembre por el secretario de Finanzas, Ismael Ramos. A todo lo anterior, agréguele que Armando Plata, auditor Superior del Estado, ya separó lugar para llevar la Cuenta Pública 2014.

VIII. CONSUELO
Como si fuera un consuelo, entre algunos partidos políticos se ha escuchado que con la nueva redistritación la desventaja es para el PRI. En el INE de José Luis Vázquez, este día presentarán cómo quedó finalmente divido el Estado en cuestión de Distritos electorales para la renovación del Congreso Local en  el 2017.

IX. SE FUE EL AÑO
Se fue el año y de la obra de canalización del arroyo Ceballos nomás nada. Ni para atrás, ni para adelante. En tiempos de Francisco Saracho como secretario de Infraestructura, y todavía con Hugo Martínez como delegado de la Comisión Nacional del Agua, se autorizó que colocaran un sistema de “tapetes” para canalizar el arroyo y de esta manera iniciar el proceso de seguridad por avenidas a la población de una amplia zona residencial del Norte de Satillo. Pero todo falló, los tapetes se los llevó el agua por la época de lluvias a mitad del año. Es fecha que nadie se hace responsable del error y tampoco hay plazo para reponer lo perdido.

Comentarios y sugerencias politicon@vanguardia.com.mx
Sigue Politicón en Twitter: @PolitiCónMx