El 8 y 9 de junio, en Santa Marta, Colombia, se lleva a cabo la reunión de la Red Iberoamericana de Protección de Datos (RIPD). En ella, a nombre del Inai y en mi calidad de titular de la presidencia de dicho organismo, presenté ayer mi informe de gestión 2014-2016. 

El RIPD es quizá el foro más importante en la región para la colaboración, la promoción y el impulso de iniciativas en la materia. De 2014 a la fecha este organismo se propuso lograr objetivos de los cuales quisiera aquí resaltar un par. 

El primero: fomentar la cooperación internacional. El uso y explotación de datos gracias a la tecnología y el desarrollo de las sociedades desdibujan a paso acelerado las fronteras geopolíticas, por lo tanto, el ámbito de acciones para su protección debe expandirse y en ese curso, es de primera importancia crear las sinergias y los lazos necesarios de cooperación internacional. 

En atención a esto, se llevaron a cabo dos Encuentros Iberoamericanos, uno en la Ciudad de México en noviembre de 2014 y otro en Lima, Perú en mayo de 2015. En el marco de la colaboración entre la RIPD y el Programa EUROsociAL, se llevaron a cabo dos seminarios internacionales. En cada uno de estos eventos hubo reflexiones determinantes y avances en diversos acuerdos. 

La RIPD está integrada por 10 países (Andorra, Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, España, México, Perú, Portugal y Uruguay). Con excepción de Chile, todos cuentan con su respectiva autoridad reguladora, como lo es el Inai para el caso de nuestro país. Entre todos acordamos también como objetivo para el periodo 2014-2016 impulsar avances normativos en la región. 

Las autoridades garantes estamos obligadas a diseñar mecanismos novedosos que contribuyan a asegurar el cumplimiento de las leyes de protección de datos y a impulsar el desarrollo de normativas en otras naciones de la región. Es una tarea ardua ya que, como acotó Marty Abrams, director y jefe de Estrategia de la Information Accountability Foundation, durante su participación en este evento, la privacidad es un tema que atañe a la legalidad, la proporcionalidad y la rendición de cuentas. Y en este sentido, no existe aún simetría de criterios entre los países. Así, por ejemplo, el derecho a usar comercialmente una foto tomada en un lugar público en la que aparecen personas que no den su consentimiento para su uso, puede tener matices de interpretación entre cualquiera de los miembros de la red. 

Precisamente para ir acotando ese universo normativo, en este foro presenté a consideración de los miembros la propuesta de crear una Plataforma de jurisprudencia en materia de protección de datos personales, la cual tendría como misión integrar una base de datos que contenga documentos jurisprudenciales y normativos vinculados con los temas de intimidad, vida privada, big data y protección de datos personales. 

También durante el evento, el Inai propuso la creación de un acuerdo regional sobre la materia, bajo el cual se estimule la cooperación y la asistencia jurídica mutua para el cumplimiento de las normas con la intención de fortalecer la experiencia, el conocimiento y la autoridad alcanzados durante estos años, y que proyectan a la red como un actor privilegiado para seguir impulsando en el futuro la regulación del derecho en la región. 

Los miembros de la red coincidimos en que es oportuna la discusión de éstas y otras propuestas para fijar el rumbo del organismo en prospectiva de lo que podemos alcanzar para el año 2020. De nuestra capacidad para adoptar nuevas estrategias dependerá el poder afrontar los retos y las necesidades propios de un ambiente en continuo cambio y con grandes avances tecnológicos que si bien abonan al desarrollo de las sociedades, también presentan riesgos a la protección de los datos y la privacidad de las personas. 

Comisionada presidente del Inai
@XimenaPuente