Foto: Especial
En las celebraciones por el Día Mundial por la Vida, la Iglesia pide a los fieles celebrar el "porque estamos vivos"

En Vísperas de la celebración del Día Mundial por la Vida, la Iglesia católica afirma que seguirá defendiendo los derechos de todo ser humano y la igualdad de todos los seres humanos con base en los derechos, detallando que "Jesucristo puede derrotar a la muerte y trascender para siempre al lado del Creador.

En el marco de la festividad que será celebrada el próximo 25 de marzo, la Iglesia pide a los fieles celebrar "porque estamos vivos: desde el momento de nuestra concepción, nuestro cuerpo y alma comenzaron a trabajar de manera coordinada, generando con ello un nuevo ser humano, único e irrepetible".

En la editorial del semanario católico, Desde la Fe, la Iglesia puntualiza que el mundo tiene muchos retos, y uno de ellos es que los seres humanos se han convertido en una masa "sin personalidad, y a cada vida en algo útil o inútil al mundo".

Hacen un análisis sobre diversos temas como la eutanasia, que se presenta como un alivio y se cuestiona " ¿Un alivio para quién? ¿Para el enfermo o para la familia que tiene la responsabilidad de cuidarle" argumenta que si bien se dice que cuando se ayuda a un enfermo a sentir menos dolor, lo menos en lo que piensa es en morir "Hay que eliminar el dolor, no al doliente".

Asimismo alegan que el suicidio va en aumento ante la pérdida de la esperanza ante los problemas que pueden llegar a agobiar a una persona y "un mundo frío que no acoge, que no acompaña". Señalan que cada uno se mete en sus nuestros propios problemas sin hacer una comunidad que acompañe y ayude.

Uno de los temas que aborda la Iglesia y que causa debate en la sociedad es el aborto, pues aseguran que se impulsa cada vez más "como un supuesto derecho a decidir; ¿Decidir qué? Decidir sobre la vida del ser humano que se está formando en el vientre materno" Señalan que no se puede elegir si se vive o muere, según sean los planes de vida o la circunstancia social.

Detallan que en México son cada vez más frecuentes los intentos legislativos por aprobar reformas de ley que atentan contra la vida, en una agenda legislativa cargada de ideología y lejana de los Derechos Humanos, por lo que aseguran que la Iglesia seguirá caminando en la misma ruta que ha seguido durante dos mil años: defender los Derechos y la igualdad de todos los seres humanos.