Foto: Especial
Quieren llegar al Senado y la Cámara de Diputados sin transparentar su declaración fiscal, de no intereses y patrimonial
Los actuales candidatos a diputados federales y senadores por Coahuila aspiran a legislar, pero desde la opacidad. Prácticamente ninguno ha presentado o tiene actualizada su declaración “3de3”, un ejercicio que si bien no es obligatorio por ley, sí abona a la transparencia.
 
En el sitio candidatotransparente.mx, desarrollado por el Instituto Mexicano de la Competitividad (Imco), no hay documentación nueva de quienes repiten como abanderados en la presente elección, ni tampoco de quienes compiten por primera ocasión.
 
No obstante, en el histórico de declaraciones “3de3” (patrimonial, fiscal y de no intereses) se puede ver información de algunos coahuilenses, como Jericó Abramo, actual aspirante al Senado por el PRI, quien la presentó cuando fue candidato a diputado federal en 2015.
 
También aparece en archivo la de Ricardo Aguirre, abanderado tricolor a diputado federal, pero como parte de su periodo como alcalde de Ramos Arizpe, en 2016.
 
En el caso de los senadores, el que está es Luis Fernando Salazar, quien ahora compite por una diputación federal. Y Guillermo Anaya, quien aspira a la Cámara Alta por el PAN, presentó su declaración cuando buscó la Gubernatura el año pasado.
 
La única excepción en el estado es Fernando Purón, abanderado a diputado federal por el PRI, quien actualizó su “3de3” entre el 30 de marzo y primero de abril pasados.
 
Funcionarios que sí aparecen
 
De los actuales legisladores de Coahuila, aparecen con la “3de3” los priistas Ana María Boone, Edna Dávalos, Armando Luna, Flor Rentería y Francisco Saracho; mientras que del PAN están César Flores y Karla Osuna, y por el PVEM José Refugio Sandoval.              
 
Y con otros cargos, subieron su declaración el gobernador Miguel Riquelme; el fiscal anticorrupción, Jesús Homero Flores; y Manuel Gil y Lourdes de Koster, integrantes del Consejo del Sistema Anticorrupción.