En la Secretaría de Educación del Estado le dijeron que la afectada debía ser atendida por una doctora / Archivo
El expediente señala que la queja fue interpuesta por la madre de la afectada en 2014.

La PGJE y la Sedu no remitieron a Pronnif el caso de una niña con discapacidad auditiva que presuntamente fue violada por un profesor de su primaria en octubre del 2014. 

La Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Coahuila (CDHEC) emitió la recomendación 38/2016 dirigida al Secretario de Educación y al Subprocurador Ministerial de la PGJE, al comprobarse el ejercicio indebido de la función.

El expediente señala que la queja fue interpuesta por la madre de la afectada en 2014. El 22 de octubre del mismo año recogió a su hija de la primaria y vio que estaba orinada.

A las 9:00 horas del día siguiente, mientras la bañaba, se dio cuenta que tenía señales de agresión sexual. “Inmediatamente la llevé a la Cruz Roja, fue valorada por el pediatra y me recomendó que la llevara a la PGJE”.

“A este momento, mi niña ya me había comentado que quien le había ocasionado esas heridas era un maestro, por lo que me fui primero a la Escuela”. 

Cuando acudió a la PGJE a interponer la denuncia, le dijeron que lo más probable era que la niña se había tocado y provocado las lesiones y “diciéndome que no hubo violación, sin que se resuelva nada en concreto”. 

En la Secretaría de Educación del Estado (Sedu) le dijeron que la afectada debía ser atendida por una doctora, pese a que ya se había hecho la revisión por el médico legista de la PGJE.