EFE
Su esposa confesó que la recuperación va muy bien y continuará el tratamiento en casa

Al parecer ya pasó el trago amargo para el portero Iker Casillas. El español podría recibir el alta médica el próximo lunes tras sufrir un infarto al miocardio. 

Casillas salió de cuidados intensivos del Hospital CUF de Porto el pasado viernes y evoluciona favorablemente tras el cateterismo que se realizó el miércoles. 

En un principio, está previsto que el guardameta reciba el alta este lunes, como avanzó a la prensa su esposa, la periodista Sara Carbonero.

Iker ha causado gran impacto en todo el mundo y fue homenajeado por varios equipos.

El futuro del portero es incierto. Algunos médicos afirman que depende de su recuperación, sin embargo Casillas podría ya no jugar futbol.