José Alberto Morales. Foto: Especial
Los recorridos que realizan los autobuses para la prestación del servicio de transporte se retrasa entre unos 40 y 60 minutos, afectando al público usuario

El desabasto de la gasolina en las estaciones de Pemex que operan en Saltillo provoca que los choferes de los autobuses de pasajeros tengan que esperar de una y hasta dos horas para que se les proporcione el energético, por lo que se tiene que alargar el tiempo de la ruta, en perjuicio del público usuario, informó José Alberto Morales Núñez.

El secretario general de la CROC en Coahuila agregó que al alargarse el tiempo de las rutas en los autobuses, repercute negativamente entre el público usuario, fundamentalmente entre los obreros porque no llegan a tiempo a los centros de trabajo.

Además, dijo que los recorridos que realizan los autobuses para la prestación del servicio de transporte se retrasa entre unos 40 y 60 minutos, afectando al público usuario, expresó.

José Alberto Morales Núñez dijo que en la mayoría de las estaciones de Pemex hay desabasto de gasolina y en algunas incluso dejan de prestar el servicio porque se les termina el energético.

De ahí que los choferes de los autobuses tienen que hacer largas filas y esperar entre 40 y hasta 60 minutos para que se les venda la gasolina, por lo que tienen que alargar el tiempo que realizar en el recorrido de la ruta para la prestación del servicio del trasporte al público usuario.

Al modificarse el tiempo del recorrido de la ruta afecta al público usuario que aspira a llegar en un tiempo considerable al centro comercial del primer cuadro de la ciudad y regresar a sus domicilios.

“Esta medida afecta más a los obreros que consideran que en determinado tiempo llegarán a los centros de trabajo, pero el cálculo resulta equivocado al retrasarse en el recorrido las unidades del transporte”, lamentó.