Archivo
Se utilizan 12 aparatos de forma itinerante para advertir a las personas si hay riesgo de que conduzcan antes de que abandonen los establecimientos

Con el fin de prevenir accidentes vehiculares, se llevan a cabo pruebas para determinar el nivel de alcohol entre comensales de restaurantes de diversos municipios, informó la Subsecretaría de Regulación y Fomento Sanitario.

Para ello, explicó Francisco Javier Picazo Castro, titular de la dependencia que pertenece a la Secretaría de Salud, se utilizan 12 aparatos de forma itinerante para advertir a las personas si hay riesgo de que conduzcan antes de que abandonen los establecimientos.

“Son meramente preventivos, nada que ver con los de la Policía Municipal, lo que haremos es una prueba de ‘semáforo’. Se capacita a los meseros, si marca color rojo, tienen la obligación de recomendar al cliente que maneje otra persona o que tome un taxi”, detalló Picazo Castro.

Aunque no especificó las ciudades donde se realizan estos alcoholímetros, señaló que en la pasada administración estatal se hicieron 28 mil pruebas en Saltillo, Torreón y Sabinas.