Señalaron que se reunieron multitudes sin usar cubrebocas. AP
El toque de queda en South Beach, uno de los principales sitios del país para las fiestas de las vacaciones de primavera.

FLORIDA, EU.- Las autoridades de Miami Beach impusieron ayer un toque de queda de emergencia de 8:00 de la noche a 6:00 de la mañana y con efecto inmediato, al señalar que juerguistas causaron destrozos en restaurantes, protagonizaron trifulcas en las calles y miles de ellos se reunieron sin usar mascarillas ni mantener el distanciamiento social.

En una conferencia de prensa, las autoridades culparon a las enormes multitudes fuera de control relacionadas con el spring break por el toque de queda en South Beach, uno de los principales sitios del país para las fiestas de las vacaciones de primavera.

El estado de Florida se convirtió ayer en el tercero de Estados Unidos en superar los dos millones de contagios de la enfermedad COVID-19 en medio de críticas al gobernador, Ron DeSantis, que se niega decretar la obligatoriedad de las mascarillas, y de los desmanes de masas indisciplinadas de estudiantes en Miami Beach. Con información de AP y EFE