Los residentes no pueden reunirse fuera de su hogar durante estas horas, con la excepción de buscar servicios en una empresa. ESPECIAL
El alcalde y juez enmendaron las órdenes de salud pública locales para imponer un toque de queda

SAN ANTONIO, TX.- Las autoridades locales de San Antonio decretaron un toque de queda para el condado de Bexar debido al aumento de casos de COVID-19 y las posibles grandes reuniones que las autoridades de salud pública prevén durante el Día de Acción de Gracias.

“Amigos, debido a estos números y a la preocupación de que los contactos cercanos durante las vacaciones de Acción de Gracias los empeoren significativamente, el juez y yo hemos decidido imponer un toque de queda”, dijo el alcalde de la ciudad, Ron Nirenberg.

El alcalde y juez del condado de Bexar, Nelson Wolf, enmendaron las órdenes de salud pública locales para imponer un toque de queda de 22:00 a 5:00 horas, desde ayer  y hasta el lunes por la mañana.

Los residentes no pueden reunirse fuera de su hogar durante estas horas, con la excepción de buscar servicios en una empresa.

Esto incluye reunirse en el patio trasero de una casa privada; tanto las personas como los propietarios podrían recibir una multa de hasta mil dólares por violar el toque de queda.

También se requerirá que los restaurantes cierren para cenar a las 22:00 horas hasta el domingo por la noche.

Podrán volver a abrir a las 6:00 horas de cada mañana.

Los restaurantes pueden seguir ofreciendo servicios de drive-thru, en la acera o para llevar después de las 22:00 horas.