Foto: Lidiet Mexicano
En la misa se destacó que la imposición de la ceniza marca el inicio de la cuaresma, donde se deberá de asumir un compromiso personal para ayudar al prójimo

La tradicional imposición de la ceniza se realizó en Iglesias de Monclova, donde derivado de la pandemia por el Covid-19, el ritual cambió para prevenir contagios de este virus.

Desde temprana hora, la parroquia Santiago Apóstol abrió sus puertas, se comenzó a recibir a la población no sin antes verificarle su temperatura corporal y otorgarle gel antibacterial.

Los encargados de recibir y controlar a los fieles, manifestaron que al frente, cerca del altar, habría mesas donde estarían bolsas con ceniza, la intención era que ellos las llevarán a sus viviendas y ahí se aplicara a todos sus integrantes.

El sacerdote Eduardo Neri, inició la misa en punto el medio día destacando que la imposición de la ceniza marca el inicio de la cuaresma, donde se deberá de asumir un compromiso personal para ayudar al prójimo.

"La cuaresma se vuelve un itinerario donde hay momentos de reflexión, de meditación, de encuentro con su palabra, de oración, de ejercitar esta experiencia con los demás a través de la caridad".

Dijo el mensaje central de la cuaresma es la conversión hacia Dios que es amor, hacia el prójimo mostrando ese amor a través de las distintas obras que ay tanto espirituales como corporales, 

"La Iglesia invita siempre a todos y todas a manifestarse en ese encuentro de vuelta al señor compartiendo con los demás la alegría de este encuentro por medio de estos gestos".

Expresó que siempre habrá personas a quienes se necesita ofrecer los insumos básicos y otros apoyos y como sociedad se debe de actuar.

Expuso que como comunidad cristiana se invita en esta temporada a poner de "su parte en la búsqueda de que la fe se renueve" haciendo un compromiso ante Dios" y se espera que sea cumplido por los fieles.

"Durante el día esta abierto para que ellos solos a nivel personal -como era antes- tomen la ceniza" dijo Eduardo Neri.

Se realizaron misas durante el día para llevar la palabra de Dios a la comunidad.