El litio en México vale hoy 4.5 veces el valor de la deuda externa soberana, que asciende a 11 billones de pesos. Foto: Tomada de Internet
El litio en México vale hoy 4.5 veces el valor de la deuda externa soberana, que asciende a 11 billones de pesos

El senador de Morena, Alejandro Armenta, presentó ayer una iniciativa para reformar el artículo 27 constitucional con el propósito de considerar al litio como propiedad de la nación, imprescriptible y del que no se otorguen concesiones, además de considerarlo fuente de energía estratégica para el desarrollo del país.

El litio en México vale hoy 4.5 veces el valor de la deuda externa soberana, que asciende a 11 billones de pesos. Ahí está una respuesta para darle solución al desastre económico que tenemos en nuestro país, subrayó.

En el foro La verdad sobre el litio en México, representantes del sector minero y académicos especializados coincidieron que el litio aún está lejos de ser el petróleo del futuro y preocupan los amagues de nacionalizarlo.

Sergio Almazán, presidente de la Asociación de Ingenieros de Minas, Metalurgistas y Geólogos de México (AIMMGM), lamentó los intentos por estatizar el litio sin suficiente información.

Durante su intervención, en la primera sesión ordinaria a distancia del Senado, Armenta detalló que el litio, llamado oro blanco, es utilizado en aparatos digitales, principalmente en los teléfonos celulares, baterías de automóviles de nueva generación, en la medicina y otras aplicaciones. Es un metal que debe ser propiedad de la nación, insistió.

Dijo que su propuesta de nacionalizar el litio permitiría que la nación sea dueña de los medios de producción, explotación, extracción, comercialización, distribución y almacenamiento de ese metal, además de que se permitiría la entrega de contratos a la iniciativa privada nacional y extranjera, pero preservando el bien público.

Indicó que el estado de Sonora cuenta con el yacimiento de litio más grande del mundo, pero nosotros se lo estamos regalando a los chinos, a los ingleses y los canadienses.

El legislador lamentó las declaraciones de la secretaria de Economía, Graciela Márquez, quien, en su pasada comparecencia en el Senado, consideró que no es rentable la producción, investigación y desarrollo de yacimientos de litio en México, porque éstos se encuentran en arcilla, y negó que México tenga el yacimiento más grande de ese metal en el mundo.

El presidente de la AIMMGM resaltó que hasta la fecha no se ha producido litio en México, y lo único que existe son prospectos atractivos, pero aún inciertos, como el caso del proyecto de Bacanora, en Sonora.

En el foro también participó Eric Carter, director del proyecto en Sonora de Bacanora Lithium, quien aseguró que una vez terminada la obra se extraerán 30 mil toneladas de litio anuales, pero llamó a la prudencia en cuanto al potencial.

Según datos presentados durante el foro, México se ubica en la posición número 12 entre las naciones con las mayores reservas de este mineral que se prevé sea clave en el futuro por el crecimiento de la industria de autos eléctricos, pues es usado para fabricar las baterías recargables.