El domingo se definirá su situación jurídica

Durante la audiencia inicial de imputación, el Ministerio Público acusó formalmente a Omar “N”, oficial asignado a la vigilancia de Palacio de Gobierno, por el delito de lesiones gravísimas por pérdida del miembro y función de manera dolosa, tras presuntamente haber disparado a un compañero con una escopeta el martes pasado. El imputado permanecerá en prisión preventiva y el domingo se definirá su situación jurídica.

Este viernes se llevó a cabo la audiencia inicial, presidida por la jueza Lilia Sánchez, en la que el Ministerio Público leyó los cargos en contra del oficial Omar “N” y aportó los datos de prueba por los que lo consideran culpable del citado delito con la agravante de haber sido cometido con alevosía.

Con base en declaraciones de testigos, informes policiales, dictámenes químicos y de balística y los videos captados a por las cámaras de vigilancia, el Ministerio Público aseguró que el imputado, de manera dolosa, apuntó primero en la cabeza, posteriormente en el pecho y finalmente en la pierna derecha de su compañero José Alberto Ramirez Aguillón antes de dispararle con su arma de cargo, una escopeta.

Aunque inicialmente se manejó que el disparo fue accidental, argumento que mantiene la defensa, el Ministerio Público dijo contar con datos que prueban que la acción fue intencional y dolosa.

El MP solicitó la vinculación a proceso del imputado y la defensa pidió un término de 72 horas para la preparación de la defensa, por lo que la juez determinó que será el próximo domingo a las 11:00 horas cuando se lleve a cabo la audiencia en la que se determinará la situación jurídica de Omar “N.

Al término de la audiencia inicial, la defensa del imputado aseguró que el disparo fue accidental y que incluso ambos mantenían una relación de amistad. También alegaron inconsistencias en el proceso, mismas que serán expuestas el próximo domingo.