Foto: Especial
Esto representa el triple de las que no surtió en 2019, según un informe del colectivo Cero Desabasto y de la organización Nosotrxs

CIUDAD DE MÉXICO.- En 2020, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) dejó sin surtir 16 millones de recetas médicas, el triple de las que no surtió en 2019, según un informe del colectivo Cero Desabasto y de la organización Nosotrxs.

En ese mismo año, sostuvo, cayó en 41% la aplicación de vacunas a infantes, ya que hay desabasto de biológicos contra la tuberculosis, difteria, tos ferina y tétanos.

Titulado ‘Mapeo del desabasto de medicamentos en México. Informe de transparencia en salud 2019-2020’, el reporte aclara que el desabasto de medicamentos y vacunas no se incrementó debido a la pandemia de covid-19, sino porque el gobierno de la Cuarta Transformación modificó los mecanismos de adquisición de medicinas, al dejar que la Secretaría de Hacienda hiciera las compras consolidadas, sin tener experiencias de ese tipo ni el conocimiento de los insumos que se requieren.

En conferencia de prensa, el coordinador de Salud y Bienestar de Nosotrxs, Andrés Castañeda, afirmó que el IMSS es la institución con mayor problema de desabasto, debido a que ofrece la mayor cantidad de consultas, en virtud de que tiene afiliada al 51% de la población del país.

“El IMSS, por ser una institución tan grande, reportó el año pasado 16 millones de recetas no surtidas. Sin embargo, de los gobiernos estatales muchos tienen reporte de importante desabasto, de más de 50% en número de recetas no surtidas. Y hay muchos espacios negros, instituciones locales que no compartieron la información”.

Con respecto al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), cuyos derechohabientes representan el 8.8% de la población, Castañeda señaló que en 2020 expidió 28.2 millones de recetas, de las cuales no surtió alrededor de un millón.

Según datos de la propia Secretaría de Salud, se registró que en 2019 y 2020 una de cada cuatro recetas emitidas por esta dependencia federal –a través del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi)-- no fue surtida de forma completa en la primera ocasión que la presentó el paciente en las unidades de primer nivel.

Por otro lado, entre los hospitales de referencia, los institutos nacionales de Nutrición y Perinatología tuvieron en 2020 los índices más elevados de no surtimiento, con 17% y 11%, respectivamente.

Ambos tuvieron en conjunto 58 mil recetas no surtidas en ese año.

Por su parte, Irene Tello y Denise Tron, analistas de Impunidad Cero y Justicia Justa, indicaron que el actual gobierno quitó al IMSS la atribución de hacer compras de medicamentos, bajo el argumento de combatir la corrupción, sin embargo, ésta sigue dándose.

Y ejemplificaron con el caso de Birmex, a la que se pretende dar mayores funciones, siendo que la empresa –aseguraron-- ha desviado 213 millones de pesos, tiene un pasado corrupto y opaco, y ha desviado recursos con empresas fantasma.

“Es la empresa con más facturas falsas que se encontraron de 2014 a 2016”, afirmaron.

Respecto a las quejas por no surtimiento de medicamentos, interpuestas por los mismos pacientes ante los subsistemas de salud y ante distintas comisiones de derechos humanos y de arbitraje médico, también aumentaron de 2019 a 2020.

En 2019 se presentaron 9 mil 862 quejas, mientras que en 2020 ya fueron 14 mil 641, lo que representa un incremento de 48%.

También se dijo que en ese periodo se observaron fuertes reducciones en la aplicación de vacunas: contra la tuberculosis bajó 92%; contra el tétanos, 81%; y contra el Virus del Papiloma Humano, 73%.