Crecimiento. Las “colmenas” que conforman el CEM, permiten impartir con mayor profesionalismo las cátedras de música a los jóvenes. / OMAR SAUCEDO
En la reinauguración estuvo el presidente municipal de Saltillo, Isidro López Villarreal, así como la directora del IMC, Mabel Garza Blackaller

El Centro de Estudios Musicales, “Jonás Yeverino Cárdenas” nació en 1993 con la creación de la Banda Sinfónica Juvenil de Saltillo bajo la dirección del maestro Eduardo Figueroa. Durante 24 años se han impartido conocimientos a generaciones de jóvenes músicos y con la ampliación su labor también se incrementará.

En la reinauguración estuvo el presidente municipal de Saltillo, Isidro López Villarreal, así como la directora del IMC, Mabel Garza Blackaller; el titular de Infraestructura y Servicios Públicos, Collins Camp Bennet; el delegado del INAH, Francisco Aguilar y la diputada federal, Karla Osuna; así como la maestra María Teresa Yeverino, hija del maestro Jonás Yeverino.

Con una inversión de 8 millones 445 mil pesos, el nuevo CEM abarca una superficie de mil 682 m2, a los que se añaden los 298 m2 del viejo edificio, que también fue reacondicionado. Esta ampliación consta de nueve “colmenas”, de un corredor peatonal y un pequeño foro al aire libre.

El CEM podrá atender un programa orquestal en tres niveles. En el primer nivel cuenta con tres orquestas iniciales e introducción para los jóvenes a la música, impartidos en el CEM; otra en coordinación con la Escuela Superior de Música para los habitantes del sur de la ciudad, y otra más en el poniente, en la preparatoria ICH.

La maestra María Teresa Yeverino, hija del maestro Jonás, habló sobre el trabajo de su padre y añadió que “en este evento cabe destacar la participación de los grupos de danza de la ciudad de Saltillo, que por primera vez se unieron con gran entusiasmo en la interpretación de las coreografías de don Juan Esquivel y la música de don Jonás Yeverino, y  además de otros grupos dirigidos por el maestro Eduardo Figueroa”, concluyó.