Decomiso. Los elementos militares trasladaron la droga a las instalaciones de la Fiscalía General de la República en Saltillo. | Foto: Vanguardia
Dos hombres fueron detenidos por elementos de la Sedena, luego de ser revisados en este punto de seguridad

Más de media tonelada de mariguana le fue decomisada a dos hombres de origen jalisciense al ser detenidos en el retén militar que se instaló sobre la carretera federal Saltillo-Zacatecas.

A los dos hombres se les trasladó con fuertes medidas de seguridad rumbo a la subdelegación de la Fiscalía General de la República (FGR). 

La calle de Dionisio García Fuentes en su cruce con bulevar Francisco Coss y Felipe Ángeles en la colonia Topochico permanecieron cerradas a la circulación.

Este cierre se dio para realizar la descarga de la droga que iba envuelta en cinta adhesiva, de acuerdo con la información que se dio en la FGR.

El aseguramiento fue alrededor de las 10:30 horas, en el kilómetro 280 a la altura del ejido Rocamontes justo en el letrero de los límites de Zacatecas.

En este punto, los elementos castrenses ordenaron al tripulante de una camioneta Nissan Frontier color roja en detener marcha.

El conductor y acompañante dijeron ser originarios de Ciudad Guzmán, Jalisco. Se les pidió documentos del vehículo para acreditar la propiedad.

Al no portar ni una tarjeta de circulación se procedió al aseguramiento del conductor, pero al copiloto le solicitaron revisar sus maletas.

Posteriormente, los soldados notaron un ruido hueco en la plataforma de la caja de la camioneta. Procedieron a revisar el interior y lo que encontraron fue un “ladrillo” envuelto en cinta adhesiva.

Luego del traslado de la droga y de los detenidos, se informó que se inició una carpeta de investigación por delitos contra la salud. Los hombres quedaron en manos del Ministerio Público de la federación, donde su situación legal se definirá las próximas horas de este domingo.