El CBP estima que el narcótico tiene un valor estimado de más de 1.8 millones de dólares, equivalente a más de 35.5 millones de pesos. ESPECIAL
Tras realizar una inspección, a través del sistema de imágenes no intrusivas, los agentes de descubrieron un total de 24 paquetes que contenían más de 33.4 kilos

Eagle Pass, Texas.- Agentes de Aduana y Protección Fronteriza (CBP por sus siglas en inglés) incautaron en dos acciones diferentes, más de 41.5 kilos de metanfetaminas con valor estimado en más de 1.8 millones de dólares, además del arresto de dos hombres junto con los vehículos.

De acuerdo con el reporte, la autoridad informó que la primera acción se registró el pasado 05 de abril, en el Puente Internacional de Eagle Pass, luego de que un oficial de CBP remitiera una camioneta Ford, Ranger, modelo 2005 para una inspección secundaria; vehículo que era conducido por un ciudadano estadounidense de 21 años.

Tras realizar una inspección, a través del sistema de imágenes no intrusivas, los agentes de descubrieron un total de 24 paquetes que contenían 73.7 libras (más de 33.4 kilos) de la droga que transportaban oculta dentro de los neumáticos del vehículo.

El segundo caso también se registró el pasado 05 de abril, pero en el Puente Internacional número II, después de que remitiera a una segunda revisión una camioneta Chevrolet, Silverado, modelo 2001; conducida por un hombre de 60 años y de nacionalidad mexicana.

Tras la inspección realizada por un agente canino y con el uso del sistema de rayos X , los oficiales descubrieron un total de 17 paquetes que contenían 17.9 libras (más de 8.1 kilos) de supuesta metanfetamina y las cuales iban ocultas en escondidas en dos hieleras dentro del vehículo.

El CBP estima que el narcótico tiene un valor estimado de más de 1.8 millones de dólares, equivalente a más de 35.5 millones de pesos.

“En un esfuerzo por proteger las fronteras de nuestra nación, como ilustran claramente estas incautaciones de narcóticos, CBP ha implementado estrategias de aplicación que han fomentado la interrupción de la entrada de drogas peligrosas al país”, dijo Paul del Rincón, director del puerto de entrada de Eagle Pass.

Los oficiales de CBP confiscaron los narcóticos y los vehículos. El primer caso fue entregado a agentes especiales del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EE. UU.-Investigaciones de Seguridad Nacional (ICE-HSI) para una mayor investigación. El segundo caso fue entregado a la oficina del alguacil del condado de Maverick para una mayor investigación.