La magnitud del daño, las circunstancias del delito determinarán la penalidad: Fiscalía

Aunque el delito de incendios de bosques en Coahuila tiene una penalidad de dos a seis años de prisión, las agravantes y la magnitud del siniestro pueden aumentar hasta 10 años la pena, según la información del delegado de la Región Sur de la FGE, Everardo Lazo Chapa.

Este lapso es el mismo que tardan los pinos en alcanzar apenas 1.5 metros de altura, informó la Secretaría del Medio Ambiente, pues la mayor parte de la zona afectada por el incendio en la Sierra de Zapalinamé resguarda pastizales y matorrales (en un 90 por ciento) y un 10 por ciento de pinos y arbolada.

Por este siniestro, la Fiscalía General del Estado (FGE) informó la apertura de una carpeta de investigación contra las cinco personas señaladas por haber provocado un incendio a las inmediaciones del Cañón de San Lorenzo en la Sierra de Zapalinamé durante la tarde de este domingo.

Hasta hoy martes será cuando se defina la situación jurídica de los cuatro jóvenes que quedaron a disposición del Ministerio Público, luego de que un menor de 12 años fue puesto en libertad por orden de las autoridades, informó el subdelegado Lazo Chapa.

El parte informativo de la FGE indica que de los cuatro detenidos, dos de ellos se encuentran detenidos en la Unidad de Atención Temprana con calidad de detenidos, mientras que los otros dos se encuentran bajo la misma calidad, pero en la Unidad de Atención Temprana Especializada en Adolescentes

Según el Código Penal de Coahuila, este delito no está catalogado con gravedad; sin embargo, la Ley del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente del Estado de Coahuila indica que dependiendo de las circunstancias, se puede imponer prisión desde dos a seis años o mil salarios mínimos de multa a quienes hayan provocado intencionalmente un incendio de 2 hectáreas

Las penas pueden agravarse con hasta 10 años de cárcel o 20 mil días de salaio mínimo dependiendo el carácter de culposo o doloso. 

“El delito de incendios de bosques, tiene una penalidad de dos a seis años. Sin embargo, hay que mencionar que debido a la magnitud de la afectación se puede agravar y también depende de las constancias que se tengan, se determinaría la penalidad; de si se trató de un delito doloso o culposo”, dijo.

SIN FECHA PARA REFORESTAR

“De entrada, uno no puede entrar a forestar al día siguiente, todo va de acuerdo al daño. El incendio que se está presentando se propagó de manera intensa y rápida, cuando es así, regularmente son incendios superficiales, pero si el incendio se estaciona el daño sería subterráneo”, explicó la subsecretaria del Medio Ambiente del Estado, Olga Leticia Romayor Rodríguez.

Lo ideal es evaluar los daños primero y dejar que el mismo ecosistema pase por su proceso natural de “sanación” y esperar unos años para comenzar a reforestar, señaló.

“Por lo pronto se debe esperar a que el ecosistema deje brotar las primeras vegetación después del incendio. Después de unos años se comenzaría de reforestar”.

Detalló que la zona se encuentra “encañonada”, lo que hace una zona poco adecuada para reforestar: en el incendio, “en la cara sur” son pastizales y matorrales, y en “la cara norte” hay los pinos y arboladas que representan del 5 al 6 por ciento de lo consumido por las llamas. Un piñonero, por ejemplo, tarda 10 años en crecer metro y medio.

Resaltó que el proceso natural de “sanación” depende de las condiciones del clima y la cantidad de lluvias en la región, por lo que la Secretaría no puede decretar tiempos exactos para la reforestación.


TARDARÍA 30 AÑOS: BIÓLOGO

Sin embargo, Daniel Garza Tobón, biólogo y fotógrafo ambientalista que ha recorrido la Sierra de Zapalinamé, reconoció que la restauración de las especies endémicas tardará 30 años o más.

“Me tocó ver a muchísima gente llorando en las calles, personas que se agarraban la cabeza porque no lo podían creer y siento que a todos nos duel”, enfatizó.

LIBERAN A UN DETENIDO; TIENE 12 AÑOS

Ayer uno de los cinco detenidos por presuntamente causar el incendio forestal fue liberado; se trata de adolescente de 12 años que fue entregado a sus padres, ya que se decidió no procesarlo penalmente debido a su edad.

Los otros cuatro continúan bajo investigación: dos adultos, a disposición de la Unidad de Atención Temprana con Detenido, y dos menores, a disposición de la Unidad de Atención Temprana Especializada en Materia de Adolescentes.

De acuerdo a agentes del MP, los inculpados enfrentan una multa de hasta 20 mil días de salario mínimo y hasta 10 años de cárcel, según estatutos federales.