Fotos: twitter
Entre las ruinas de la antigua ciudad italiana sepultada bajo lava, se encontró un carro ceremonial romano de cuatro ruedas en perfecto estado de conservación

Arqueólogos anunciaron ayer sábado el hallazgo de un carro ceremonial encontrado en excelente estado, a unos cientos de metros al norte de Pompeya, Italia,  la ciudad sepultada en el 79 dc. por la erupción del Vesubio.

La gran carroza ceremonial cuenta con cuatro ruedas, elementos de hierro, decoraciones de bronce y estaño, restos de madera mineralizada, y huellas de elementos orgánicos, como las cuerdas.

El hallazgo, de un enorme valor para el conocimiento del mundo antiguo, se produjo en la villa suburbana en Civita Giuliana, al norte de Pompeya, más allá de las murallas de la ciudad antigua, informaron ayer el Parque Arqueológico de Pompeya y la Fiscalía de Torre Annunziata, que trabajan en este proyecto también destinado a combatir los saqueos clandestinos.

La carroza se halló frente al establo donde ya habían emergido los restos de 3 équidos en 2018, incluido un caballo enjaezado y conserva sus elementos de hierro, las hermosas decoraciones de bronce y estaño, los restos de madera mineralizada, las huellas de los elementos orgánicos. 

“Es un descubrimiento extraordinario para el avance del conocimiento del mundo antiguo”, según Massimo Osanna, director saliente del Parque Arqueológico, que destacó que “en Pompeya se han localizado en el pasado vehículos de transporte, como el de la casa de Menandro, o los dos carros encontrados en Villa Arianna, pero nada parecido al carro de Civita Giuliana”.

Se trata de “una carroza, probablemente el Pilentum conocido por las fuentes, que no se utiliza para el uso cotidiano ni para el transporte agrícola, sino para acompañar los momentos festivos, desfiles y procesiones de la comunidad”.

“Pompeya sigue asombrando con sus descubrimientos y seguirá siéndolo durante muchos años con veinte hectáreas aún por excavar. Pero sobre todo demuestra que es posible potenciarlo, es posible atraer turistas de todo el mundo y al mismo tiempo es posible realizar investigación, formación y estudios”, dijo el ministro de Cultura, Dario Franceschini.

(CON INFORMACIÓN DE AGENCIAS)