Campaña. Peña Nieto y su equipo, en el 2012. Foto: CUARTOSCURO
Nuevo caso se suma a las carpetas de Odebrecht, Agronitrogenados y Fertinal

CDMX.- La Fiscalía General de la República (FGR) también investiga la supuesta operación ilegal en el interior de Petróleos Mexicanos (Pemex), donde se negociaban con contratistas sobornos millonarios para adquirir contratos de la petrolera y cuyos montos habrían ido a parar a la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto.

Funcionarios federales detallaron a El Universal que el agente del Ministerio Público se está allegando la información sobre este caso, el cual incluye la supuesta intervención de Carlos Morales Gil en su calidad de director de Pemex Exploración y Producción (PEP), para obtener moches de contratistas por más de 2 mil millones de pesos y que se habrían destinado a la campaña presidencial del PRI en el año 2012.

Se está ampliando la investigación en torno a los actos de corrupción detectados en de Petróleos Mexicanos”.
Santiago Nieto Castillo, titular der la UIF.

De acuerdo con las fuentes consultadas, el Ministerio Público de la Federación recaba en este caso datos para determinar si hay hechos constitutivos de delito que pudieran representar, ante un juez, cargos contra los presuntos responsables de esta red de moches.

Consultado sobre este caso, el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Santiago Nieto Castillo, declaró que estáN ampliando la investigación.

Integrantes del que fuera el primer equipo de colaboradores de Peña Nieto declinaron hacer comentarios sobre este tema. Actualmente se realizan seis investigaciones en México y Estados Unidos por corrupción en la empresa productiva.

El pasado viernes, The Wall Street Journal publicó que  el Departamento de Justicia, el FBI en Houston, la Fiscalía del Distrito Este de Nueva York y la SEC (Securities and Exchange Commission, Comisión de Bolsa y Valores) en Miami, indagan sobornos a partir de grabaciones en secreto realizadas por la firma de inteligencia británica-israelí Black Cube, empresa contratada por la empresa Oro Negro, que acusa a Pemex de corrupción. Oro Negro  está en quiebra.