Tragedia. Autoridades confirmaron que ya hay más de 2 mil muertos. / AP
Las autoridades indonesias anunciaron que convertirán en parques memoriales las zonas más afectadas.

YAKARTA, IND.- Hasta el cierre de esta edición, las autoridades de Indonesia elevaron a 2 mil 10 los muertos en el terremoto y tsunami que golpearon la región central de isla de Célebes, donde oficialmente hay 671 desaparecidos, pero se teme que haya unas 5 mil personas bajo el barro y los escombros. En las zonas devastadas se construirán memoriales, informaron las autoridades.

En Palu, donde vivían cerca de 350 mil personas antes de la tragedia, 8 mil personas han abandonado la ciudad, la mayoría a través de su aeropuerto que opera con normalidad aunque con 200 metros menos de pista.

Las autoridades indonesias anunciaron que convertirán en parques memoriales las zonas más afectadas.

El barrio de Balaroa, en la ciudad de Palu, y las poblaciones de Jono Oge y Petobo “serán cerradas y convertidas en zonas verdes y parques para la memoria, donde construiremos un monumento para recordar lo que fue en su día la zona devastada”, dijo el vocero de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres, Sutopo Purwo Nugroho.

En Balaroa, un barrio del oeste de la capital provincial Palu, casi mil 500 edificios fueron engullidos por la tierra y las casas se apilan unas encima de otras entre el lodo, donde es imposible descifrar lo que fue un vecindario con mezquitas, escuelas y hogares.

En Petobo sucedió una licuefacción, un fenómeno que ocurre cuando un fuerte terremoto golpea un suelo de tierra arenoso y con grandes bolsas de agua, lo que hunde el terreno y libera una gran cantidad de barro.