PRIMERA PARTE

Quién sabe si era verdadera, pero el día en que la mariguana se legalizó en Canadá para fines recreativos, vi en Google Earth una foto donde ese país aparecía cubierto por una inmensa nube semi transparente. Y de pronto me imaginé a la bandera canadiense con la característica hoja de la mariguana al centro, en lugar de la emblemática de maple.

Les platico: En México se legalizó el Cannabis para uso medicinal e industrial en 2017, pero hasta la fecha no ha salido la regulación y desde entonces ha nacido un gran interés de nacionales y extranjeros por entrar en esa industria que algunos vivales prometen convertir a todos en millonarios.

En EU solo es legal en algunos estados y en 2018, Trump regaló a los agricultores el nuevo Farm Bill, que legaliza el Cáñamo (Cannabis con menos de .3% THC) a nivel federal.

En pocos años se ha visto cómo algunos promotores inflan sus proyecciones para enamorar a los inversionistas, quienes en poco tiempo descubren que jamás cumplen lo prometido y “truenan” a empresas pequeñas y grandes, para usar un término muy adhoc al tema.

 En EU se han disparado inversiones multimillonarias hacia la industria recreativa, medicinal y del Cáñamo, con fondos de inversión que ofrecen ser los más redituables e inteligentes.

Pero pronto sucede que hay muchos más factores en contra de la industria que a favor y los mercados de capitales se congelan debido a fuertes pérdidas económicas.

Muchos se aprovechan de la llamada “Fiebre del Oro Verde”, para vender proyectos, que solo generan ingresos a los desarrolladores, y a los inversionistas generalmente no les va bien.

EU tiene el mayor consumo de cannabis del planeta y aún así muchas empresas colapsan a gran velocidad.

En México aún no es legal el Cannabis recreativo, pero se habla de que tenemos las mejores tierras, climas ideales para esa industria y esto genera un ecosistema perfecto para oportunistas, que hoy ya están operando.

Una investigación realizada por ésta columna reveló el modus operandi de los estafadores. Menciono algunos ejemplos detectados en la comunidad Cannábica mexicana, con la finalidad de alertar a los interesados en la industria:

Algunos operan en convenciones y eventos “educativos” utilizando como anzuelo la imagen de un ex presidente mexicano que fuma mota.

1.- Montan el show de que los asistentes van a conocer a expertos en la industria del Cannabis y resulta que tales “expertos” no muestran ningún resultado de negocios exitosos y el 98% de ellos trae una cola muy larga que les pisen.

2.- Venden carísimo el evento, usando de portada al político citado para atraer morbosamente a los incautos. Y funciona la estrategia, pero a la mera hora salen con la excusa de que la “estrella” invitada que hizo que todos los boletos se vendieran, no llegó por causas de fuerza mayor.

El ex presidente de marras que fuma mota, se entera de última hora que lo quieren juntar con la mera calaña de Monterrey o de San Pedro y como eso le va a  acarrear más broncas de las que ya se carga, cancela por “causas de fuerza mayor”.

3.- Después de platicarles a los asistentes la fantasía de la legalización perfecta; de su fundación que se sacaron de la manga; y ya que marearon bien y bonito a la gente, entonces les presumen el negocio Patito, liderado por dos chavitos que ni la secu terminaron y traen broncas por doquier.

A éstas alturas, los asistentes se dan cuenta de que los invitaron para sacarles sus contactos y lana y no tanto para adentrarlos en un negocio rentable, como les hicieron creer en la promoción.

4.- Una dama a la que también le gusta dar cátedra, les enseña gran escote y pierna a los asistentes. “Vámonos todos de after”, les dice… “y les platicaré de los ex socios que utilicé y deseché en CDMX”.

Finalmente presume el permiso que sacó, descansando -como ella misma dice- con el jefe de la Secretaría de Salud. Lástima Margarito, porque resulta que su permiso no puede usarse para vender nada legalmente.

El slogan que usan para cerrar el negocio es: “El Cannabis se legaliza en 3 meses; vamos a volvernos millonarios; yo tengo la propuesta que el gobierno aprobará y te convertiré en millonario antes que nadie”. 

Entonces, mi mensaje es: Novatos, no sean ingenuos para creer que todo será de color de rosa en la legalización del Cannabis. Para empezar, difícilmente les darán los permisos a estos aprovechados ni a los enemigos del presidente y si de milagro consiguen un hueso, el crimen organizado no está manco como para regalar su negocio así porque sí.

Va otro ejemplo de cómo operan éstos vivales: Algunos abogados se las dan de especialistas y arman células de gente inexperta en la industria presentándose como los “dioses del cannabis”, con estrategias que según ellos los posicionarán dentro de la industria.

Presumen sus certificados logrados en dos días en EU y su tesis de uso personal en México, sin ningún argumento de que sea aplicable a la industria.

Y resulta que rascándole un poquito nos damos cuenta de que no tienen la más remota idea de cómo viene y por dónde la legalización, ni quien tiene la última palabra en este tema.

En lo que sí son buenos es para organizar cenas gourmet con fumadero de mota y toda la cosa, donde a sus asistentes les recetan sobredosis y les cobran miles de pesos en entradas, sin siquiera informarse de cómo debería ser una dosis comestible de THC, a pesar de que predican el consumo responsable.

Otro ejemplo: Dos chavitos estafadores, que presumen ser especialistas en cannabis, le andan regalando un % de su negocio al expresidente panista que hoy es uno de los enemigos jurados de MALO y de muchos mexicanos.

Esto lo hacen para apantallar y presumir credibilidad ante los bisoños que quieren invertir, pero la verdad es que a todos esos chavitos regios y sampetrinos les gana la ambición y creen que porque ese expresidente fuma mota, ya es un experto en el tema. No terminan de darse cuenta de que es un arma de dos filos… o menos, como tres, parodiando al inefable EPN.

Al final, su supuesto “socio” se entera de cuántos negocios han quebrado los niños éstos y que inflan sus números para seguir viviendo de quienes se dejan picar los ojos, sin importar que los incautos terminen perdiendo carretadas de dinero y que cada vez más gente los deteste por oportunistas. 

CAJÓN DE SASTRE

“El tema da para más porque está en la agenda legislativa; a ver si terminas de platicarnos”, dice la irreverente de mi Gaby, y sentencia: “Alguien debe frenar a éstos parásitos de la sociedad, que sólo porque sus acciones no tienen repercusiones legales, no significa que deban aprovecharse de quienes son ignorantes en la materia”.

Continuará…

placido.garza@gmail.com