CDMX.- El Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó ir por un presupuesto para 2017 de poco más de 15 mil millones de pesos.

En el Proyecto de presupuesto del INE para el Ejercicio Fiscal 2017, que será enviado a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), se establecen los recursos que solicita el organismo electoral y el financiamiento público que corresponde a cada partido político para sus actividades del próximo año.

La propuesta de presupuesto operativo para el instituto asciende a 11 mil 232 millones 449 mil 787 pesos, además de un monto de prerrogativas para los partidos políticos de 4 mil 138 millones 727 mil 87 pesos.

De acuerdo con las autoridades del INE, el presupuesto operativo del organismo tiene una disminución real de 5% respecto a 2016; es decir, 591 millones de pesos menos de lo que se obtuvo en este año.

El consejero Marco Antonio Baños explicó que en el proyecto de presupuesto se consideran las responsabilidades que la institución tiene en materia electoral, pero también un programa de austeridad que lleva a la reducción de gastos en todas las actividades que sea posible.

Destacó que no se incluyó presupuesto para la construcción de la nueva sede del INE.

Por su parte, el consejero presidente, Lorenzo Córdova Vianello, justificó que uno de los aspectos del alto costo en los procedimientos electorales es la desconfianza que aún existe actualmente en la sociedad.

DESCONFIANZA
“Esa desconfianza endémica ha obligado a incorporar múltiples candados a los procedimientos de organización de las elecciones, el papel seguridad en las boletas y en las listas nominales, el procedimiento de insaculación y capacitación, el líquido indeleble y las medidas de seguridad de la credencial para votar, por citar sólo algunos”, dijo.

Al concluir el proceso electoral de 2018, sugirió, valdría realizar una revisión de la organización de elecciones en el país y redefinir los irreductibles de la democracia mexicana.

Para la elaboración del presupuesto, expuso, se tomaron en cuenta el proceso electoral 2017-2018, “lo que implicará un desafío para la autoridad electoral”, y las cuatro elecciones del próximo año, entre otros aspectos.

En el presupuesto también se considera la regularización de plazas eventuales, así como la posible incorporación al Servicio Profesional Electoral de personal de las unidades técnicas de fiscalización, de lo contencioso y de vinculación.

“Si bien, tiene un impacto financiero en la institución, es congruente con el sentido de profesionalizar a la estructura de la autoridad electoral y favorece la estabilidad y expectativas de nuestros compañeros en esas áreas”, explicó Córdova.

El representante del PAN ante el INE, Francisco Gárate, rechazó que el proyecto de presupuesto no incluya una disminución de 5%, sino un aumento de 1.9%.

“Hay que decir las cosas como son, va a iniciar una serie de actividades, pero no se vale decir que hay una reducción de 5% porque en los hechos hay un aumento del presupuesto, descontada la partida de infraestructura, de 1.9%”, dijo.