Cerrado. Un centro de detención fue clausurado el pasado miércoles. / AP
Los solicitantes de asilo y sus familias se están quedando en un motel

SAN DIEGO, EU.- Dieciséis solicitantes de asilo que fueron enviados desde el sur de Texas han sido puestos en cuarentena en San Diego por presentar síntomas de influenza.

Ayer, las autoridades del condado de San Diego dijeron que los solicitantes de asilo y sus familias se están quedando en un motel.

La semana pasada, funcionarios de inmigración de Estados Unidos dijeron que empezarían a programar tres vuelos semanales a San Diego desde el Valle del Río Grande, en Texas. Dijeron que las autoridades de Texas están abrumadas y necesitan ayuda para procesar a las personas que son arrestadas en la frontera.

En un centro de procesamiento de McAllen, Texas, 32 inmigrantes dieron positivo a influenza esta semana luego que un adolescente enfermo muriese allí.

Recientemente, el condado de San Diego convirtió un edificio de cortes cerrado en un albergue para inmigrantes. El grupo sin fines de lucro que administra el albergue ha dado servicio a más de 14 mil solicitantes de asilo desde octubre.

El miércoles, 32 migrantes dieron positivo de influenza en un amplio centro de procesamiento en la frontera con México, el cual fue cerrado temporalmente para contener el brote, informaron las autoridades estadounidenses.

Se desconoce si alguno de los enfermos tuvo contacto con un guatemalteco de 16 años detenido en la instalación de McAllen, Texas, que murió el lunes, por esa enfermedad.