Está claro que el veterano de octavo año no pretende hacerse a un lado para permitir al novato Trey Lance tomar la titularidad sin dar pelea. | Foto: Especial
Los 49ers de San Francisco tienen al veterano de octavo año y al novato buscando el puesto titular de QB en el equipo

SANTA CLARA.- En los días posteriores a que los 49ers ascendieran al puesto N° 3 en el orden del Draft 2021 y dejaron en claro que pretendían invertir esa selección en un quarterback, el actual titular Jimmy Garoppolo hizo lo que cualquier ser humano normal haría: dejó divagar su mente.

“Existen un millón de emociones que pasan por tu cabeza y piensas en todos los escenarios posibles y cosas así”, explicó Garoppolo el mes pasado. “Pero, al final del día, quiero jugar al fútbol americano. Quiero salir allá y ganar partidos. Es lo que hago ... Me tomó un poco de tiempo procesarlo todo, pero una vez que lo hice, simplemente se trataba de salir allá y jugar. Simplemente, hay que atacarlo. La NFL es un negocio loco”.

Si el canje y subsecuente selección del quarterback de North Dakota State, Trey Lance, no fue suficientemente alocado, la atención que se le ha dado a la potencial batalla por la titularidad de los Niners apenas comienza a elevarse.

Cuando los Niners concluyeron su programa de temporada baja el 9 de junio, Garoppolo se mantuvo al tope del orden de plantilla con Lance en el segundo sitio, con los suplentes Josh Rosen y Nate Sudfeld peleando posición y minutos al final. En algún punto, se espera que Lance supere a Garoppolo, pero, ¿cuándo sucederá eso? Es difícil de predecir.

Eso es especialmente verdad después de que Garoppolo pareció responder bien al reto del arribo de Lance, luciendo preciso en las actividades organizadas del equipo abiertas a los medios, y dejando al head coach Kyle Shanahan impresionado.

“Pienso que Jimmy tuvo su mejor primavera desde que lo hemos tenido”, dijo Shanahan. “Pienso que Jimmy llegó en gran forma, realmente enfocado, en un buen sitio mentalmente y físicamente. Y pienso que tuvo actividades organizadas del equipo tan buenas como jamás haya tenido”.

Garoppolo ha estado con los 49ers desde el 2017, pero la actual es apenas su segunda temporada baja en la que está totalmente sano, y está claro que no pretende hacerse a un lado para permitir a Lance tomar su sitio sin dar pelea.

De hecho, Garoppolo está haciendo su mejor esfuerzo por ignorar el potencial de una controversia de quarterback. Se está enfocando en las cosas que requiere hacer, incluyendo encontrar el modo de mantenerse sano luego de perderse 23 juegos a lo largo de los últimos 3 años.

“Si empiezas a pensar en todas esas cosas, especialmente como quarterback, vas a estar en problemas”, señaló Garoppolo. “Tengo suficientes cosas de qué preocuparme, simplemente con la ofensiva y cosas así, tratando de mejorar cosas aquí y allá”.

Por su lado, Lance no lució superado durante las actividades organizadas del equipo y recibió la mayoría de repeticiones con el segundo equipo. Aunque no hubo hombreras ni contacto, Lance fue capaz de digerir todo lo que Shanahan y el coordinador ofensivo Mike McDaniel le lanzaron, a pesar de que tuvo su cuota de altibajos.

“Algunos días lo haces bien, algunos días lo haces mal, pero hay todo un subir y bajar que es necesario atravesar para todos”, expuso Shanahan. “Así que pueden recibir esas repeticiones, tener una idea de lo que se siente. Ahora, tenemos videos para mostrarle, videos para hablar con él, puede tomarse un tiempo a solas y tener una idea de lo que esperamos de él cuando regrese”.

Cuando Lance, Garoppolo y el resto de los 49ers regresen para el inicio del campamento de entrenamiento el 27 de julio, no existe duda de que Garoppolo será el titular, con Lance como el suplente. La interrogante que se elevará durante el campamento de los Niners, y más allá, es por cuánto tiempo se mantendrán así las cosas.