Se pone al día. La ministra de Canadá sostuvo la primera reunión sobre el tratado. / AP
Una de las preocupaciones de Estados Unidos, y eventualmente de Canadá, era la fuga de empresas automotrices hacia México

WASHINGTON, EU.- Canadá regresó a la mesa de negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) agradeciendo a México una “jurisdicción de bajos salarios”, que hiciera “concesiones significativas” muy beneficiosas en el sector automotriz para los trabajadores canadienses y estadounidenses, pero no para mexicanos.

La ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, hizo esas declaraciones tras una reunión de una hora con el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer.

“Fue una reunión muy constructiva”, dijo la canadiense, la primera de muchas que tienen que producirse esta semana para ver la viabilidad de que el acuerdo entre EU y México anunciado el lunes pueda convertirse, antes del viernes, en la versión 2.0 del actual TLCAN.

AGRADECE CONCESIONES DADAS POR MÉXICO 
“Lo que ha pavimentado el camino para lo que Canadá cree que va a ser una buena semana es el hecho de que México ha hecho algunas concesiones significativas, especialmente en el área de condiciones laborales y en reglas de origen de autos”, dijo.

Freeland se refería en el nuevo marco establecido en el nuevo acuerdo: 75 por ciento de contenido regional en automóviles, con al menos un 40 por ciento de las partes fabricadas en industrias de altos salarios, de al menos 16 dólares la hora.

Esas condiciones, según Freeland, son “concesiones realmente muy valiosas para los trabajadores en Canadá y Estados Unidos, que han estado preocupados en algunos momentos sobre sus trabajos yendo a jurisdicciones de bajos salarios”.

Una de las preocupaciones de Estados Unidos, y eventualmente de Canadá, era la fuga de empresas automotrices hacia México en busca de mano de obra más barata.