El altercado dejó como resultado daños en la puerta de la sala de Urgencias COVID-19, luego de que los familiares exigieron hablar con el representante legal del nosocomio; decían que el diagnóstico del deceso no era real. Fotos: Francisco Muñiz
​ Durante la mañana del sábado personal de mantenimiento realizó la reparación de las instalaciones afectadas, mientras que los operativos de vigilancia de la Guardia Nacional se reforzaron

Durante las primeras horas de este sábado iniciaron los trabajos para la reparación de los daños causados el pasado viernes, luego de que familiares de un paciente COVID-19 arremetió contra el guardia de seguridad y las instalaciones del Hospital General.

El altercado dejó como resultado daños en la puerta de la sala de Urgencias COVID-19, luego de que los presuntos familiares exigieron hablar con el representante legal del nosocomio bajo el argumento de que el diagnóstico del deceso era equivocado y al no conseguir entrevistarse con el encargado rompieron el cristal y golpearon al guardia de seguridad.

En tanto la mañana de este sábado se observó que personal de mantenimiento realizó los trabajos pertinentes para la reparación de la puerta, mientras que en los alrededores del nosocomio los operativos de vigilancia por parte de la Guardia Nacional se reforzaron para prevenir nuevos hechos violentos.

Horas más tarde trascendió que la Secretaría de Salud interpuso la denuncia correspondiente ante la Fiscalía General del Estado en contra de los responsables de las agresiones contra el personal médico y de seguridad del área, así como de los desmanes ocasionados en las instalaciones.

Cabe señalar, que en el Congreso del Estado de Coahuila, durante el mes de abril el diputado Emilio de Hoyos Montemayor, presentó una iniciativa de Reforma para que se contemple dentro del Código Penal de Coahuila el delito de violencia contra personal médico y se endurezcan las penas los agresores, tras el incremento de ataques contra doctores, enfermeras y demás personal de la salud.