Foto: Especial
Tienen más de 50 años con tubos de asbesto

Jiménez.- La primera etapa con inversión de 1.5 millones de pesos, que se contemplan invertir en la reposición de la tubería de agua potable con una antigüedad de más de 50 años, iniciaron los trabajos este lunes en la cabecera municipal.

El alcalde Salvador Lozano Arizpe, destacó la importancia de la obra de la que al menos se invertirán diez millones de pesos, en la reposición y ampliación de más de 10 kilómetros de la red de agua potable, beneficiando a más de 800 familias de comunidades ejidales, y con ello terminar con el problema de abasto durante la temporada de verano. 

“En el municipio hay suficiente agua, el problema es la infraestructura de cobertura porque la tubería es muy antigua, además son tubos de asbesto dañinos para la salud”, mencionó.

Destacó que gracias a una mezcla de recursos es como se podrán hacer los trabajos en diferentes comunidades rurales mientras que en otras áreas se repondrán las bombas son unas de alta eficiencia, que por un lado permitan el ahorro de energía, y por otro incrementen la presión y con ello llegue hasta las partes altas el suministro.

En las comunidades de por ejemplo de Santa María, Madero del Rio y Purísima se introducirá tubería de 4 y 6 pulgadas, mientras que en la cabecera municipal en los últimos meses se invirtieron más de siete millones de pesos en la construcción de un deposito con capacidad de 400 mil litros.

Entregan equipo de policías

Aunque el municipio no es beneficiado con fondos federales para seguridad pública, se entregó uniformes y calzado con un costo de 95 mil pesos a más de 20 elementos de la policía municipal que se encargan de la vigilancia en este vaso municipio.

Se contempla que en los primeros meses de 2017, se adquieran unidades nuevas para el patrullaje de las diferentes zonas ejidales, y con ello reforzar la vigilancia, independientemente que se tiene el apoyo del Ejercito Mexicano y de corporaciones del estado.