Marco Antonio Muñiz Sánchez forjó una gran carrera en los emparrillados saltillenses y nacionales. Francisco Muñiz
Para su familia ha sido un estilo de vida, cuyas enseñanzas ya se consideran generacionales en el clan

El Salón de la Fama del Futbol Americano en México tiene un nuevo miembro en la figura de Marco Antonio Muñiz Sánchez, jugador saltillense que forjó una admirable trayectoria dentro de los emparrillados desde infantiles hasta Liga Mayor, donde consiguió coronarse con los Lobos de la UAdeC.

Marco Antonio Muñiz Sánchez (GN, Lobos UAdeC 1995-1999) fue un increíble jugador de futbol americano perteneciente a una de las familias más respetadas y queridas del del deporte de las tackleadas saltillense.

Sin duda, Marco Antonio fue un protagonista en el corazón de las defensivas en las que plasmó su categoría deportiva desde aquellos años de infante en las Águilas Moradas.

A finales de la década de los años 80 arribó con una generación muy interesante al equipo de los Daneses del Ateneo, dirigidos por el legendario coach Jorge Castro, quienes construyeron un tricampeonato en la Liga Juvenil, además conformaron uno de los escuadrones más aguerridos en la Liga Intermedia de Preparatorias, donde jugó con gran atingencia la posición de guardia nariz.

Su camino triunfal lo llevó a los siempre ganadores Pumas de Sistemas Computacionales, y también jugó con la Facultad de Ciencias de la Administración, todo dentro de la Liga Intermedia de Novatos y Regular.

Pronto fue seleccionado para integrarse a los equipos de intermedia selectivos de la UAdeC, los llamados Lobitos, y con gran corazón y tesón, disciplina y valores que se amalgamaron en su ser, dio el salto a la Liga Mayor en una de las más brillantes etapas para la Universidad Autónoma de Coahuila, pues con los Lobos, apenas en su segundo año de elegibilidad, Marco llegó al subcampeonato de la Conferencia Nacional y dos temporadas más tarde fue uno de los primeros campeones nacionales con la Jauría Universitaria. Por ende, Marco Muñiz fue uno de los primeros jugadores en la Conferencia de los 10 grandes.

El futbol americano en Marco Antonio Muñiz Sánchez, y en toda apreciable familia, ha sido un estilo de vida, cuyas enseñanzas ya se consideran generacionales en el clan.