Foto: Especial
Molina Canto, asesinada afuera de su casa, sostuvo una lucha pública para recuperar la custodia de sus tres hijos, los cuales le fueron arrebatados por órdenes de su ex marido

Ciudad de México. El Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) condenó “de manera enérgica el atroz feminicidio” de Emma Gabriela Molina Canto, ocurrido el lunes pasado en Mérida, Yucatán.

Molina Canto, asesinada afuera de su casa, sostuvo una lucha pública para recuperar la custodia de sus tres hijos, los cuales le fueron arrebatados por órdenes de su ex marido, el tabasqueño Martín Alberto Medina Sonda, uno de los operadores financieros y prestanombres del entonces gobernador de Tabasco, Andrés Granier Melo.

A través de un comunicado, el Inmujeres expresó su confianza en que las autoridades estatales “habrán de investigar este crimen de manera imparcial y expedita, aplicando la ley y los protocolos que garanticen el acceso pleno a la justicia, y la reparación y protección efectiva a las víctimas, con estricto respeto de los derechos humanos”.

Foto: Especial

De igual manera, manifestó “su rechazo absoluto ante cualquier forma de violencia contra las mujeres” y expresó a sus familiares y amigos “sus más sentidas condolencias”.