Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México / Foto: Cuartoscuro
“Venía una tendencia, precisamente por la política equivocada que se impuso desde el 2006, y una tendencia al alza en delitos, sobre todo en homicidios, que pues no se puede bajar de la noche a la mañana”, señaló

A los señalamientos de cobarde que le han externado por el operativo fallido de Culiacán, Sinaloa, el Presidente Andrés Manuel López Obrador respondió que la inseguridad no se resuelve de la noche a la mañana en tanto presentó cifras a la baja en número de homicidios y robo de vehículo, durante la conferencia de prensa de este miércoles realizada en Palacio Nacional.

“Venía una tendencia, precisamente por la política equivocada que se impuso desde el 2006, y una tendencia al alza en delitos, sobre todo en homicidios, que pues no se puede bajar de la noche a la mañana”.

Con base en datos del Secretariado Ejecutivo, resaltó que al cierre de septiembre de 2018 se registraron 2 mil 967 homicidios dolosos mientras que al cierre del mismo mes pero de este año fue de 2 mil 825 casos registrados.

En el caso del robo de vehículo presumió que en septiembre del año pasado hubo 13 mil 683 autos robados, mientras que en este año, durante ese mes, bajó a 11 mil 843 robos.

Además, exhibió nuevamente que se ha bajado la letalidad en operativos realizados por las Fuerzas Armadas, pues en el sexenio de Felipe Calderón, en 2011, se dio un repunte de hasta mil 412 fallecidos, en 11 meses de administración lleva 123 casos.

“Entonces, sí hay diferencias, es un cambio de paradigma. No es la guerra, es enfrentar el problema de la inseguridad y de la violencia de otra forma. Entonces, a esto le llaman cobardía, falta de pantalones, de carácter, humillación.

“Acepto todo, prefiero esto que esto. Quiero tener mi conciencia tranquila, quiero dormir en paz y, además, no poner en riesgo la vida de los mexicanos y no quiero que haya daños colaterales, no quiero que se afecte a los ciudadanos”.