Ernesto Ríos Patrón. Director del Instituto Mexicano del Petróleo. Foto: Vanguardia/MAYRA FRANCO
La inversión es adicional para el próximo año; va también tras la extracción de aceite

El Instituto Mexicano del Petróleo (IMP), que en años pasados invirtió 230 millones de dólares para identificar el potencial de aceite y gas en lutitas en dos áreas del norte de México, anunció una inversión adicional de 20 millones de dólares para el próximo año.

Luego de participar en el Foro Internacional de Talento y Energía del Clúster de Energía Coahuila, el director del IMP, Ernesto Ríos Patrón, señaló que antes de que concluya este año o a principios del próximo existe la posibilidad de que se puedan crear los bloques para que se liciten, mientras que el periodo de análisis y exploración le llevaría a las empresas entre dos y siete años.

Ante ello, una producción estable y constante para los yacimientos no convencionales se estima para 2030, pues en el caso de aguas profundas, donde ya se ha trabajado, se tiene prospectivas de producción estable hasta 2023 ó 2025.

Por lo pronto, la extensión en la inversión de 20 millones de dólares que realizarán el próximo año permitirá detallar la verificación del potencial petrolero y ver si ya se puede confirmar como reserva la valoración que se realiza del volumen, informó Ríos Patrón.

La inversión consta de tres partes: la primera será para recolectar un poco más de información y se realizará a través de pozos ya existentes; la segunda corresponde al trabajo propio de los científicos de la sede del IMP; la última corresponderá a las empresas que ayuden a hacer el desarrollo de la actividad.

Los 230 mdd invertidos en los años pasados fue en los proyectos Galaxia y Limonaria, así como en la identificación de “sweet spots”. Asimismo, el director del IMP aclaró que lo invertido hasta ahora ya ha generado microeconomías.

BUSCAN ADELANTAR EXPLORACIÓN

El director del IMP, Ernesto Ríos Patrón, dijo que el Instituto no espera a que inicien los procesos de exploración para utilizar la tecnología, sino que ya usan simuladores mediante software. Por ello, están en pláticas con el Clúster de Energía de Coahuila para adelantar ese paso y poner la tecnología a disposición de los jóvenes de la entidad.

A corto plazo diseñarán las competencias y proveerán las operaciones iniciales, como las perforaciones de exploraciones. 
Asimismo para febrero tendrán un cuarto nuevo de visualización en Veracruz y formará parte del Centro de Tecnología de Aguas Profundas, concluyó Ríos Patrón.