Hay docenas y docenas de grupos ciudadanos buscando una salida al mal gobierno de Andrés. Entre los más visibles está sin duda FRENA, en pie de lucha constante. Otros muchos grupos e individuos empiezan a nutrir la insurrección.

El lunes pasado surgió un grupo difícil de imaginar, ya no digamos poner de acuerdo. Más de quinientos ex legisladores de todo el país firmaron un desplegado conjunto, haciendo un exhorto para buscar la unión ciudadana hacia las elecciones federales de 2021. Nunca pensé que vería firmando juntos, por ejemplo a Fernando Canales y a Jorge Treviño, uno del PAN y el otro el del PRI que lo despojó en la elección a gobernador de NL en 1985.

Este desplegado se firmó a título personal, pero son personalidades no solo del PAN y PRI, sino también del PRD y Movimiento Ciudadano. Marcan el camino para neutralizar a un gobierno semi-dictatorial y despistado a cual más. Por ello le pedí a uno de los firmantes, mi amigo Enrique Caballero Peraza, líder panista en Guerrero, que me enviara el por qué de su participación en este exhorto plural de vital trascendencia.

Cito a Caballero Peraza: “La verdadera democracia es el establecimiento de un régimen que tenga contrapesos, de acuerdo a la tesis del teórico de la Ciencia Política, Robert Dahl”. Continúa diciendo el guerrerense, que en cambio, en la 4T: “La idea de democracia, del grupo en el poder, es el avasallamiento, con el agravante de que el ejecutivo federal se comporta, como jefe de partido y no como jefe de estado”.

Critica el político panista a López Obrador diciendo: “Es nula su visión como estadista. En lugar de pensar en la próxima década, piensa exclusivamente en la próxima elección. Señala y acusa de traidores a la patria, a quien no esté de acuerdo con su ideología y con su forma de pensar”.

“Este tipo de pensamiento totalitario”, afirma con toda convicción, “es una característica peligrosa de todos los dictadores. Recordemos la frase de Lord Acton: El poder corrompe, el poder absoluto corrompe absolutamente’”.

Explica que el desplegado publicado es “un llamado a los partidos políticos a postular a ciudadanos que puedan ser representativos de la sociedad”. Se ven a sí mismos, dice, como “contendientes razonables en la búsqueda de coincidencias para el bien colectivo”. Precisamente lo que Andrés pretende obviar con sus consultas apócrifas.

Y de la inconformidad generalizada surge también otra voz con peso político: Luis Donaldo Colosio Riojas. Se manifiesta preocupado por muchas cosas que andan mal al mismo tiempo. Introduce la idea de que se está fraguando una “Tercera Insurrección”.

Dice Luis Donaldo Jr.: “Veo a un país olvidado por sus líderes… infame indiferencia…” Y sigue: “En el Congreso imperan el caos y la desunión… trabajos inconclusos…” “los policías abandonados o corrompidos…”.

En cuanto a los jóvenes, el también joven abogado y político afirma: “No es sorpresa que ‘ni estudien, ni trabajen’ si el sistema educativo es cada vez menos adecuado y continúa decayendo gracias a quienes se supone deberían levantarlo. El empleo y las oportunidades son virtualmente inexistentes…”.

Su tono contiene una buena dosis de melancolía y desesperación. Pregunta: “¿Pero qué te pasa, México? ¿En qué momento se volvió rutina suicidarte?”. Y el hijo del político asesinado se contesta a sí mismo con la frase más matona de su escrito: “Nuestros niños tienen hambre, tienen sed y tienen miedo. Miedo, no de una inseguridad que crece sin medida, sino de lo que seguramente terminarán siendo: seres olvidados y marginados…”.

Termina su escrito diciendo: “Este es el movimiento de la tercera insurrección mexicana, cuyo campo de batalla se libra en nuestros propios corazones…”.

Todas estas son las voces pertenecen a una insurrección que está pasando el punto de no retorno. Sufrimos un desgobierno. Hay que reconocerlo, y enderezarlo desde el Palacio Legislativo. Confío en que saldrán nuevos líderes empuñando como armas la razón y, como dice Caballero Peraza, “la fuerza de la verdadera democracia… un sistema de contrapesos” que hoy está destruido totalmente.

javierlivas@gmail.com