Foto: Especial
Los conflictos en el golfo Pérsico crecen

TEHEREÁN, IRN.- Las autoridades iraníes abrieron ayer una investigación al petrolero británico “Stena Impero”, capturado en el estrecho de Ormuz y al que acusan de no respetar las normas de navegación.

El “Stena Impero” y sus 23 tripulantes están atracados en el puerto de la ciudad iraní de Bandar Abas, capital de la provincia meridional de Hormozgan, adonde fueron guiados tras su detención el viernes por la Guardia Revolucionaria.

El director de la Organización de Puertos y Navegación de Hormozgan, Alahmorad Afifipur, explicó que se está investigando la causa del accidente entre el petrolero británico y un barco pesquero y que los 23 miembros de la tripulación permanecerán a bordo hasta que las pesquisas terminen.