Mensaje. El obispo Hilario González pidió a los fieles valorar el don de la fe. Archivo
González García pidió a los fieles valorar ese don de la fe, que es lo que los hace reunirse y acudir a misa

En la misa del segundo domingo de Pascua o de la Divina Misericordia, el obispo Hilario González García llamó a la feligresía a comprender la fe, la misericordia y a dar testimonio de ello

“Los invito para que durante estas semanas de Pascua comprendamos mejor lo que significa ser hijo de Dios, lo que significa estar bautizado”, recalcó el prelado.

“Hoy los invito a comprender tres cosas, primero: el don de la fe: se nos ha dado un don, el don de creer, no es fácil y menos en estos tiempos. Imagínense, los apóstoles tuvieron todo el ministerio de Jesús con ellos, estuvieron allí, en la pasión y muerte y fueron testigos de Jesús resucitado y aún así le batallaban”, mencionó.

“A veces quisiéramos creer de un día para otro, que ocurriera un gran milagro que transformara y sacudiera nuestra vida y decir ‘ahora sí creo’; nos lleva toda la vida creer”, reiteró.

González García pidió a los fieles valorar ese don de la fe, que es lo que los hace reunirse y acudir a misa.

El segundo elemento que hay que comprender mejor, añadió, es la misericordia de Dios.

“Se cierra la octava de Pascua con la divina misericordia, ¿por qué? Porque la misericordia es la forma en que Jesús nos ha tratado, es la manera como el Padre le ha dicho a Jesús ‘diles a mis hijos que así los amo, con misericordia, con ternura, compasivamente’”, recalcó.

González García se refirió al testimonio como el tercer elemento que hay que cultivar.

“Quien crece en la fe y la comprende mejor; quien crece en la misericordia y la comprende mejor, su vida cambia y ahí es donde viene el testimonio. A veces quisiéramos que fuera de un día para otro, pero si no crecemos en la fe y si no crecemos en la misericordia ¿cómo quieres?”, dijo.

“Quien va creciendo, va profundizando, va comprendiendo mejor la fe que ha recibido y la misericordia con la que ha tratado, y eso se traduce en sus obras, en sus palabras”, explicó.