Foto: Archivo
Para el CEESP, la falta de aplicación de la ley en estos actos manda un incentivo para delinquir porque existe la seguridad de que nada va a pasar por transgredir la ley
Con la impunidad que hay en el país, no sería raro que más empresas de las que reporta la American Chamber en su Informe de Seguridad Empresarial en México, consideren cambiar de localidad o incluso salir del país como consecuencia del entorno de inseguridad, corrupción a impunidad tan marcado que se vive actualmente
CEESP

CDMX.- Si el Gobierno Federal permite que se mantengan con total impunidad las movilizaciones y los bloqueos de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), el deterioro de la confianza se va a profundizar y la percepción del riesgo para invertir aumentará a tal nivel que se puede intensificar la salida de empresas del país, aseguró el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

El organismo empresarial informó que el movimiento magisterial es el caso “más reciente que recopila todos los factores de corrupción, impunidad e inseguridad”, porque se aprovecha la facilidad que existe para delinquir con el objetivo de presionar a las autoridades.

El movimiento magisterial y la impunidad con que realizan movilizaciones y cometen hechos delictivos deteriora la confianza del país y “aumentará la percepción del riesgo para invertir, como se puede apreciar en los resultados del índice de confianza empresarial, donde se observa que el mayor porcentaje de opinión de los directivos empresariales apunta a que el momento actual no es el mejor para invertir”, aseguró.

Para el CEESP, la falta de aplicación de la ley en estos actos manda un incentivo para delinquir porque existe la seguridad de que nada va a pasar por transgredir la ley.

“Hay que ver el grado de violencia y cinismo con que se puede actuar cuando la impunidad es una valiosa moneda de cambio”, detalló.

Otro de los problemas es que el nivel educativo de México es considerablemente bajo, según evaluaciones internacionales, y ahora los estudiantes deben enfrentar un paro de actividades indefinido “por el capricho de un pequeño grupo que, más que buscar un beneficio para el país, prefiere un sistema educativo arcaico y lleno de prebendas para el grupo magisterial”, expuso.

Hay resistencia a la reforma educativa por parte de un reducido grupo de maestros aunque los cambios benefician a estudiantes mediante un sistema educativo de calidad, indicó el CEESP.

Debe aplicarse la ley y atender el problema porque minimizarlo sólo refleja la indiferencia que hay por resolverlo.