Foto: Livio Ávila
El autor de la célebre novela ‘Trainspotting’ se presentó en el cierre de la Feria Universitaria del Libro UANLeer 2019 en Monterrey, Nuevo León.

MONTERREY, N. L.- ¿De qué edad te sientes? ¿Cuáles son tus drogas favoritas? ¿Con qué personaje tienes una conexión especial? ¿Por qué usas malas palabras? El escritor escocés, autor de la novela que dio origen a un éxito fílmico internacional y voz de una genercación -“Trainspotting” (1993)-, contestó estas y otras preguntas del público regiomontano en el patio de la feria UANLeer 2019, ante sus lectores fans que ansiaban un autógrafo y la obligada foto para Facebook.

Sobre la efervescente novela punk que protagonizan jóvenes personajes escoceses en los 90s, como Mark Renton y “Sick Boy”, el autor nacido en 1958 dijo que el gran éxito que tuvo se debió a que se generó un “momentum” para ella. Al cuestionársele si tuvo problemas para publicarla, dijo que incluso se siente mal de que no fue así, pues fue aceptada inmediatamente. Cuando el director Danny Boyle la llevó al cine, se detonó aun mayor interés por su escritura.

“Uno escribe un libro y éste tiene un impacto o no. Pero el libro siguiente que escribes, ese es el que te consume”, contó sobre su experiencia al publicar y dijo que hay dos cosas que benefician al escritor: “Si es un libro ‘grande’, va a estar rodeado de mucha gente. Si no, a nadie le va a importar. Ambas situaciones son buenas. Si no es un libro ‘grande’ vas a volver a escribir”.

Sobre el poder de Netflix

El autor que llevaba una camiseta negra con el hashtag #FILTH (en referencia a su novela en español titulada “Escoria”, 1998, y también llevada al cine), dijo que actualmente ha consumido mucha televisión y en cierto modo la considera la nueva forma de contar historias. Le gustaría incluso adaptar a serie la que considera su mejor obra: “Skagboys” (2012), precuela de “Trainspotting”.

“Me gustaría convertir a ‘Skagboy’ en una historia de televisión y encarnar a los personajes de ‘Trainspotting’ con actores jóvenes”, reveló. Dice que ahora que todos están viendo plataformas streaming como Netflix o Amazon, “esta es la nueva novela en cierta forma. Entonces (me cuestiono): ¿sería importante escribir un libro o escribir televisión que se convierta en una novela?”

Las drogas en su vida

La literatura del también dramaturgo refleja un mundo con historias que tocan temas como la violencia, los parias en Escocia y tienen mucha presencia las drogas y sus efectos. Ante la pregunta de “¿Cuáles son sus drogas preferidas?”, que hizo reír a los presentes, dijo que en su vida sí ha experimentado con ellas pero ahora sólo busca algo más espiritual.

“Había estado buscando algo nuevo en cuanto a las drogas: heroína, éxtasis, alcohol, ácido, hongos y dije: ‘quiero algo diferente’. Cada vez que usas esas drogas sabes lo que vas a recibir.... Quiero hacer algo nuevo.”

“En los últimos años he hecho mucho TNT, que no es recreativa, es espiritual. Te pone pensativo. Quiero información: estos gnomos (que veo)… quiero interrogarlos, tener información de ellos”, contó ante las risas del público.

“Estoy esperando que se invente algo muy chido que no haya probado yo”, dijo con una sonrisa. También dijo sentirse joven, pues hay edades en las que a pesar de estar joven uno se siente terriblemente viejo: como le pasó a sus 28 años cuando tenía una vida muy simple, con buen trabajo, casa y familia, pero quería algo más.

La escritura y la honestidad

Luego de haber leído en voz alta un fragmento de su nueva novela, alguien del público tomó el micrófono y le señaló que decía mucho palabras altisonantes en inglés. Luego de cuestionarle a Welsh por qué lo hacía, dijo el autor que uno tiene que escribir desde el instinto. A él no le interesa la rectitud política.

“Si tu origen es puro, no tienes por qué rendirle cuentas a nadie. La rectitud política no es asunto tuyo”, respondía a preguntas del moderador de la charla, el autor regiomontano Paulino Ordóñez: “lo más importante que puedes hacer como escritor de ficción es usar tu inconsciente”.

Sobre su aprendizaje como escritor: “He escrito de muchos temas: drogas, abuso sexual, conflicto familiar, y aprende uno de esos temas pero lo más importante que aprendes es cómo escribir un libro. Las cosas que tienes que hacer. Mucha gente quiere escribir un libro y piensa que tiene que escribir una oración perfecta y luego otra perfecta; y un capítulo perfecto y otro igual. Y no. Un libro es una historia que escribes a grandes rasgos, ocurre y lo vas desglosando. Así es como yo aprendí el proceso”.

Luego de los aplausos, los presentes devolvieron los dispositivos auditivos para traducción y se dirigieron a la fila de autógrafos y fotografías, donde el autor posaba con las ediciones en español editadas por Anagrama.

VANGUARDIA preguntó

¿Tiene alguna conexión especial con alguno de sus personajes?

“Uno tiene que tener una conexión especial con sus personajes. Igualmente el lecto tiene esa conexión. Es necesario. Tengo una conexión con todos mis personajes”.

“Me gustaría convertir a ‘Skagboy’ en una historia de televisión y encarnar a los personajes de ‘Trainspotting’ con actores jóvenes”

“(La ficción televisiva) es la nueva novela en cierta forma. Entonces (me cuestiono): ¿sería importante escribir un libro o escribir televisión que se convierta en una novela?”