Rara vez hay algo de verdad emocionante en esta cinta, pero lo peor son esos elementos que se sienten forzados y que la vuelven una experiencia irritante

Calificación: 4.5 de diez

Mi veredicto pudo haber sido: esta es una película de acción genérica, una cinta bien hecha que no hace nada sobresaliente y pasa sin ninguna sorpresa. El caso es que existen un par de elementos en esta secuela que hacen que todo se derrumbe hacia el ámbito de lo irritante. Estoy dispuesto a pasar algunas dos horas frente a una pantalla, siempre y cuando pueda mantenerme entretenido y no sienta un impulso incontrolable por estrangular a alguien (específicamente al director o al guionista). “Jack Reacher: Sin Regreso”, no es algo que esperaba con particular entusiasmo, pero su primera película, estrenada en 2012, me hizo pensar que al menos podrían ser una aventura de acción entretenida.

La película nos lleva a encontrarnos con un Jack Reacher vagabundo, quien se la pasa caminando por todos lados y llamando de vez en cuando a una mujer militar a la que se quiere ligar, por alguna razón. Cuando decide tomar el gran paso e ir a verla para invitarla a salir, descubre que este barato interés amoroso ha sido arrestado. Como la lógica de toda película de acción lo dicta, lo primero que piensa es que todo se trata de una conspiración, así que decide ayudarla a escapar. Juntos se convertirán en fugitivos y descubrirán que quizá Reacher tiene una hija perdida, la cual no tardará en unírseles, porque, claro, todos nos estábamos preguntando si este personaje sería un buen padre.

Las razones para que una película se considere mala pueden ser varias: o que sea aburrida, que no cumpla con sus objetivos, que insulte la inteligencia del espectador, o que muestre con descaro de enorme producción vacía sus ambiciones monetarias. Tiendo a pensar que “Jack Reacher: Sin Regreso” no es ninguna de las anteriores, pero tal vez me equivoque. Podríamos decir que busca sacarle dinero al rostro de Tom Cruise, en una segunda parte que nadie esperaba, con la intención de mantenerlo vigente en la acción antes de que llegue la nueva “Misión Imposible”. Podríamos decir que de tan genérica es aburrida y que, por lo mismo, no cumple con sus objetivos de entretener. Pero creo que tiene suficiente acción y se mueve con tal fluidez que “tediosa”, no es una palabra que usaría para describirla.

La experiencia fue más bien molesta. Fue desagradable desde un principio. Es emocionante ver a Jack Reacher en acción y hay que aplaudir la capacidad que tiene Tom Cruise para transformarse en un personaje que no nos remite a Ethan Hunt. Es más, creo que podríamos asegurar que su sola presencia le da peso suficiente, nos hace intuir su pasado, entenderlo y hasta encariñarnos con él. Es, en otras palabras, la presencia que todo gran héroe de acción del cine tiene, diciendo todo de sí con su cuerpo, sus golpes y la manera de ejecutar a sus enemigos. En otra película Jack Reacher sería increíble. Aquí, la historia en que se desenvuelve lo hunde más allá del producto genérico. Y así, desde un principio no podemos hacer otra cosa que preguntarnos: ¿por qué Reacher está enamorado de esta mujer que nunca hemos visto?

Si bien podría sonar una exageración decir “enamorado”, el fin es el mismo, ¿por qué se quiere ligar a esta mujer que no tiene significancia alguna en su vida? Y esa pregunta va muy de cerca con la siguiente: ¿por qué tenemos que ver a su hija? No necesitan construirle un pasado a este personaje, al menos no todavía, cuando apenas vamos en la segunda película. No es como que Reacher sea un personaje tan entrañable y tan querido, como para que todos estuviéramos especulando si tenía una familia perdida. Pero, ¿acaso esta hija no le aporta más dimensiones y dramatismo, un elemento más humano, a un héroe sin sentimientos?, se preguntará usted. Definitivamente tengo que responder que no. Esta niña interpretada por Danika Yarosh, no tiene ninguna razón de peso para estar aquí.

Quisiera decir lo mismo del, llamémosle, “interés amoroso”, interpretado por Cobie Smulders, pero creo que ella supone un caso muy especial y el ejemplo perfecto del mayor problema de esta película. Arriba me preguntaba el porqué de la existencia de ambas mujeres en esta historia y me temo que la respuesta me puede acarrear el odio de más de una “feminazi”. Esta película quiere estar en la “moda del feminismo” que tanto se ve en el cine últimamente. Y está bien que lo quiera, pero no que lo demuestre de una forma tan descarada que afecta la historia. Ojo: no digo que no se pueda tener personajes femeninos fuertes, ni mucho menos que Smulders sea incapaz de estar a la altura de Cruise. Es más, la dinámica de ambos hubiera sido muy buena. De hecho, vimos ya algo similar con la última “Misión Imposible” (2015), en el personaje de Rebecca Ferguson.

foto: internet

¿Por qué en aquella película funciona y en esta no? Es muy sencillo. Si se trata de un personaje femenino con determinadas características, con eso me basta para entenderlo. La cinta no necesita juzgarlo, ni señalar en cada momento que se trata de una “mujer fuerte”. El personaje debería hablar por sus acciones. En “Jack Reacher: Sin Regreso”, la cuestión es ridícula. El personaje de Smulders no sólo se muestra como una especie de ama de casa, sino que en más de una ocasión vemos la vemos decir cosas como: “¿sólo porque soy mujer debo ser una niñera?” La cinta señala todo esto de forma tan insistente y obvia, que termina siendo mucho más sexista. Y a final de cuentas se siente como un recurso barato, que no aporta nada y parece estar sólo porque “está de moda”.

¿Qué se busca aquí? Sobre todo una buena y entretenida película de acción. Enfóquense en eso. Dejen de lado las modas y si quieren poner un buen personaje femenino en este género vean “Mad Max: Fury Road” (2015) o vuelvan a ver la quinta “Misión Imposible”, que casualmente fue dirigida por Christopher McQuarrie, quien también hizo la primera de “Jack Reacher”. Tom Cruise es un excelente héroe de acción, pero lamentablemente, en esta película se siente completamente desperdiciado.


El dato

> Director: Edward Zwick.
> Elenco: Tom Cruise, Cobie Smulders, Aldis Hodge, Danika Yarosh, Patrick Heusinger.
> Género: Acción.
> Clasificación: B
> Duración: 118 minutos