Enrique Alfaro, gobernador de Jalisco | Foto: Especial
El gobernador de Jalisco afirmó que mientras el estado seguirá a cargo de su infraestructura hospitalaria y de la compra de medicamentos, el gobierno se encargará de manejar los hospitales del IMSS y del ISSSTE

El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro dijo que logró un acuerdo de no adhesión al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) en el que el estado seguirá a cargo de su infraestructura hospitalaria y comprará sus medicamentos; en tanto que el gobierno seguirá operando los hospitales del IMSS e ISSSTE y supervisará el ejercicio de los recursos de que se les designen en materia de salud.

En entrevista con Azucena Uresti para Radio Fórmula, Alfaro dijo que este acuerdo aboga porque cada nivel de gobierno asuma sus responsabilidad para garantizar el accesos universal a los servicios de salud.

"Logramos un acuerdo, que Jalisco no se adhiere al Insabi, pero se logró establecer una coordinación integral, el poder desarrollar un modelo en el que cada nivel de gobierno asuma su responsabilidad, que podamos hacer un esfuerzo para garantizar la gratuidad y por supuesto el accesos universal a la salud. Que se respete a la autonomía del estado. Que no se entregue el sistema de salud del estado, que los recursos que aporte Jalisco sean los que la ley establece y que los recursos que reciba también sean los que la ley establece". 

El gobernador de Jalisco dijo que habló con el presidente Andrés Manuel López Obrador respecto a las compras consolidadas de medicamentos, y "decidió que era mejor que si íbamos en este esquema no hubiera compra consolidada en el caso de Jalisco".

Enrique Alfaro se dijo confiado de que este nuevo esquema de salud pueda traer buenos resultados al estado; en este sentido, detalló que Jalisco se hará cargo de la compra de medicamentos y el gobierno seguirá operando los hospitales del IMSS e ISSSTE. 

"Nos quedamos con nuestros hospitales, con nuestro personal, con nuestro presupuesto, con nuestros procesos administrativos; vamos a hacer un rediseño completo en la estructura administrativa en el tema de salud.

"El gobierno se queda con la responsabilidad de operar los hospitales del Seguro Social, del ISSSTE, con la responsabilidad de supervisar el ejercicio de los recursos que le llegan a Jalisco por parte del gobierno. Hay una función de cooperación y coordinación para ir definiendo juntos cómo se va a ir implementando el modelo de gratuidad para poder afinar en el camino cuáles enfermedades que se atienden en el tercer nivel van a quedar incluidas en ese esquema", señaló.