Definen. Muchos califican a “Terra Alta” como un thriller, una novela negra y hasta una historia policial.
El español habla sobre su reciente novela, que muestra su transformación como autor después de vivir ‘el otoño catalán’

Terra Alta es una comarca de pasajes idílicos enclavada en Cataluña, España. Es también un territorio sacudido por un crimen terrible y la patria anhelada de un hombre que busca su lugar en el mundo. Así la describe el escritor Javier Cercas en su reciente novela, que le valió el Premio Planeta 2019 y que presentó hace unos días en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

Thriller, novela negra, historia policial. Muchos de estos adjetivos se le han colgado a “Terra Alta” (Planeta, 2019), aunque su autor no tenía ninguno de ellos en mente cuando comenzó a escribir la historia de Melchor Marín, un policía que dejó Barcelona para escapar de sus fantasmas y sanar las heridas que han marcado su vida.

“Vi que la novela iba hacia el lado policial hasta la segunda redacción del libro. A mí lo primero que se me ocurrió fue la historia de Melchor. La primera frase de la novela, que después quedó en el segundo capítulo, es ésta: ‘Se llamaba Melchor porque la primera vez que su madre lo vio, recién salido de su vientre y chorreando sangre, exclamó entre sollozos de júbilo que parecía un rey mago. Su madre se llamaba Rosario y era puta’.

“Es una frase en tercera persona. Todos mis libros anteriores hasta ‘El Monarca de las Sombras’ estaban escritos en primera persona, y a veces en una primera persona muy cercana a mí mismo. En algún momento de la segunda redacción me di cuenta de que este Melchor era un policía, por tanto, derivaba inevitablemente hacia un clima policial”, detalla el escritor español en entrevista.

A Cercas siempre le han interesado las novelas policiacas, pero no estaba pensando en ellas cuando comenzó a escribir “Terra Alta”. Lo que sí es una constante en su obra es que está marcada por una incógnita que hay que resolver.

“Escribí un libro sobre Gonzalo Suárez hace muchos años, que es uno de los primeros escritores españoles que en los años 60 usaba el género policial de una manera muy peculiar. No es que yo sea un lector de novela negra, pero hay escritores que leo con mucho gusto, incluso actuales: Don Winslow, John Banville, incluso me pregunto quién es mejor, Banville o Benjamin Black. No me propuse escribir una novela policial, no sé si ésta lo es, y desde luego no creo que existan géneros mayores o menores. Para mí sólo hay dos tipos de literatura: la buena y la mala”, refiere el narrador.

Ahora, el autor ha transformado su narrativa, no sólo porque no desea repetirse, sino porque el movimiento catalán cambió su forma de ver el mundo.

“Cuando acabé ‘El Monarca de las Sombras’ tuve la certeza de que había terminado algo que empecé en ‘Soldados de Salamina’, de hecho, esos libros son complementarios: uno es la cara y otro la cruz. Alguien dijo que eran un díptico, estoy de acuerdo. Entre esos libros yo había explorado un territorio con puntos en común: la autoficción, la novela sin ficción, la mezcla de géneros. Tuve la certeza de que corría el peor peligro para un escritor, que es el de repetirse, convertirse en un imitador de sí mismo. Estás muerto cuando eso ocurre.

“Yo necesitaba buscar otro territorio. Tardé mucho tiempo en ponerme a escribir y eso me llevó a la Terra Alta, un territorio que había descubierto con ‘El Monarca de las Sombras’ porque su último capítulo transcurre ahí. El sitio me había encantado, era un territorio físico nuevo, apartado, desolado, deshabitado, pobre”.

Cercas se refiere al llamado “otoño catalán”, cuando se organizó el referéndum de independencia de Cataluña el 1 de octubre de 2017. Tachado de ilegal por el Gobierno español, el evento terminó con intervención policiaca, el exilio de los políticos independentistas y un país sacudido hasta la médula.

“Me encantaba la idea de un tío que es un urbanita total, que no puede dormir por el silencio. Un tipo violento, profundamente dolorido, furioso, que de repente llega a Terra Alta y encuentra una patria, pero no en el sentido tóxico, político, moderno, sino un lugar el mundo. Esta es la historia de un hombre que busca su lugar en el mundo y al menos, fugazmente, lo encuentra. Y es que la felicidad es una cosa muy precaria, efímera”, concluye el escritor español.

Ficha de libro

Título:  Terra Alta

Autor: Javier Cercas

Editorial: Planeta, 2019

375 páginas