Archivo
Los diputados locales aprobaron por unanimidad una reforma al Artículo 6 de la Ley de Asistencia Social y Protección de Derechos del Estado

Debido a que en Coahuila hay más de 170 mil mujeres  jefas de familia, el Congreso del Estado aprobó ayer incluirlas dentro de los grupos vulnerables que tienen derecho a la asistencia social, por lo que podrán acceder a programas sociales en igualdad de condiciones a las mujeres en estado de lactancia, en situación de abandono y en situación de explotación.

Los diputados locales aprobaron por unanimidad una reforma al Artículo 6 de la Ley de Asistencia Social y Protección de Derechos del Estado, iniciativa que había sido presentada por el diputado Leonel Contreras Pámanes.

Se estima que en Coahuila, de acuerdo a las cifras del INEGI al mes de enero del año pasado, es el decimonoveno estado con más jefas de familia, contando con 174 mil 345 en total, es decir casi una cuarta parte de los hogares que hay en Coahuila, son sostenidos por una mujer.

“Desafortunadamente a las jefas de familia, se les dificulta ingresar a un espacio laboral bien remunerado. Esto, porque la mayoría de las empresas prefieren mujeres profesionistas cuya única o principal responsabilidad sea la oficina, y una madre jefa de familia, constantemente tiene que repartir y administrar su tiempo”, dice el dictamen.

Por lo tanto, ayer se aprobó que las jefas de familia sean incluidas en la lista de las mujeres que tienen derecho a la asistencia social, a la que hasta ayer solo podían recurrir las mujeres en estado de lactancia, en situación de abandono o maltrato y en situación de explotación.

 “Se concluye que una madre que trabaja es imagen del empoderamiento y la liberación de la mujer; eje y unidad de la familia; consuelo y seguridad de los hijos, y que es un acto de reconocimiento y de justicia implementar los mecanismos que permitan otorgar más y mejores apoyos a las madres jefas de familia de nuestro Estado”, concluye el dictamen.

EL DATO
El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) estima que a nivel nacional, tres de cada diez mujeres, es decir 27%, son madres jefas de familia.