Jesús Cota fue pieza clave en el Bicampeonato de los Saraperos / Archivo
Luego de una carrera de 14 años, nueve campañas con Saraperos de Saltillo, el pelotero sonorense decidió no renovar contrato y despedirse de los diamantes

El pelotero sonorense Jesús Ernesto Cota Cárdenas, quien por años defendió la franela de los Saraperos de Saltillo como patrullero, decidió retirarse del deporte de sus amores, así lo dio a conocer el club de la capital coahuilense a través de su cuenta de twitter. “Jesús Cota decidió retirarse del beisbol, gracias por tu entrega y por sumar en un histórico Bicampeonato”.

Con el hastag de #MataTigres, Saraperos recordó con cariño al jardinero, pues fue pieza fundamental para el primer campeonato en la historia de la Nave Verde, conseguido en el 2009 ante los tigres de Quintana Roo, donde Cota tuvo una actuación brillante durante la Serie del Rey.

“Inolvidables los primeros cuatro juegos de la Serie Final para él, dando jonrones en cada uno de esos cuatro partidos”, destacaba el comentarista de la Cadena ESPN, Jorge Eduardo Sánchez, tras el out 27 del partido que definió aquella corona con un contundente 14-1 en favor de los Saraperos.

Ahí, en entrevista, Jesús Cota se mostró feliz, al igual que sus compañeros por lograr esa hazaña. “Creo que toda la temporada, la pretemporada, los playoffs, todo el esfuerzo es para este momento, para poder disfrutarlo”, marcaba el patrullero como la base para conseguir el ansiado título para Saltillo, añadiendo que otra clave fue “la unión, la química que tenemos, es un equipo muy especial, uno de los pocos equipos que me ha tocado con esa armonía”.

Luego de esa corona, los Saraperos, con Jesús Cota entre sus filas con otra gran actuación en 2010, conseguían el Histórico Bicampeonato.

Jesús Ernesto Cota, nacido el 7 de noviembre del 81 en Hermosillo, Sonora, llegó a Saraperos en 2007, donde rápidamente se convirtió en figura del equipo por sus grandes atrapadas y poder sobre el plato.

Su nivel fue en ascenso, registrando sus mejores números en 2009 y 2010, logrando pegar de manera combinada 249 hits, 29 de ellos cuadrangulares, impulsando 126 carreras y anotando otras 120 más, promediando .330 de bateo.

Para las campañas siguientes, del 2011 al 2013, logró mantener buenos números, muy similares a su productividad durante el bicampeonato, sin embargo, en 2014 sufrió una lesión en el partido inaugural en la capital coahuilense, lo que lo dejó fuera de la campaña.

En 2015 regresó con Saraperos, aunque terminó jugando con los Pericos de Puebla luego de una serie de intercambios entre las directivas; finalmente, para este 2016 ha decidido no firmar, anunciando su retiro del beisbol profesional.