John Kelly / Foto: Archivo
Tendrá un papel central en la guerra contra los indocumentados que librará el presidente, Donald Trump

WASHINGTON.- El general retirado John Kelly, que durante su tiempo al frente de Comando Sur se familiarizó con Latinoamérica, fue confirmado por el Senado de Estados Unidos para el cargo de secretario de Seguridad Nacional, central en la guerra contra los indocumentados que librará el presidente, Donald Trump.

Kelly, un infante de marina de 66 años que durante el mandato del expresidente Barack Obama alcanzó la cúspide de su carrera militar, dirigirá el departamento encargado de proteger las fronteras, evitar atentados y hacer cumplir las leyes migratorias tras obtener 88 votos favorables frente a 11 en contra en el Senado.

El general retirado es un conocedor de la compleja ecuación que lleva a centenares de miles de inmigrantes, la mayoría centroamericanos, a emprender el camino hacia el norte, cansados de la corrupción y la falta de oportunidades, sufrir la extorsión de los cárteles de las drogas y acabar en la clandestinidad en EU.

En su tiempo en el Comando Sur, Kelly fue responsable de supervisar un rápido aumento de fuerzas especiales en Latinoamérica, mantener la cooperación militar con socios clave, como Colombia, y manejar la ingente inteligencia generada en la lucha contra el narcotráfico y la inmigración ilegal en Centroamérica.

Kelly no ocultó durante su papel como jefe de las operaciones militares en América del Sur y Central su frustración por la permeabilidad fronteriza.