José María Riobóo, empresario / Foto: Cuartoscuro
El empresario y asesor de AMLO negó que tenga un salario del erario o haya conflicto de interés por la elección de su esposa; agregó que los cuestionamiento no le importan

El empresario y asesor del presidente José María Rioboó afirmó que no existe un conflicto de interés tras la designación de su esposa Yasmín Esquivel como ministra de la Suprema Corte de justicia de la Nación y sostuvo que las críticas ni le importan ni le interesan.

Luego de participar en una reunión con el presidente Andrés Manuel López Obrador para revisar los avances en la construcción del nuevo aeropuerto en la base militar de Santa Lucía en Palacio Nacional, el empresario negó que exista conflicto de interés o que él tenga un salario del erario.

-Sobre los cuestionamientos por el nombramiento de su esposa…

-Eso no me importa, ni sé, ni me interesa.

-Pero a la opinión sí, hay cuestionamientos.

-Está bien pero a mí no.

-¿A usted no le importa?

-¡No!

-¿No hay conflicto de interés?

-¡En absoluto! No lo hay.

-¿Por qué no lo hay? Usted es asesor del Presidente…

-Soy asesor del Presidente y eso es todo, no sólo amigo si no me considera capaz.

Yasmín Esquivel, magistrada | Foto: Especial

-¿Tiene sueldo de recursos públicos?

-Absolutamente ninguno.

-¿Analizaría dejar de ser asesor del Presidente para no afectar a su esposa?

-¡Absolutamente no, no tengo por qué cambiar!

-¿Qué mensaje daría entonces al pueblo sobre esta situación?

- Yo no le doy mensajes al pueblo, ustedes lo manejan a su conveniencia, yo no tengo por qué darle mensajes al pueblo ni sé darlos.

Antes el empresario se molestó con la prensa a la que acusó de no permitirle caminar luego de que apareció con un bastón e intentaba avanzar entre el plantón que está afuera en las inmediaciones de Palacio Nacional.

“¡Me dejan caminar! Ando, ando, ando mal… no puedo”.

Detalló brevemente que se abordaron los avances del nuevo aeropuerto en Santa Lucía, el de Toluca y las modificaciones al de la Ciudad de México Benito Juárez; que las licitaciones para Santa Lucía se lanzarán en abril y deberá ser el Ejército quien se encargue de ellas una vez que tiene asignadas las obras.