Foto: Ulises Martínez
Causas hasta el momento desconocidas empujaron a un joven de 16 años a quitarse la vida en su cuarto del interior de su domicilio

Causas hasta el momento desconocidas empujaron a un joven de 16 años a quitarse la vida en su cuarto del interior de su domicilio en la colonia Mirasierra ayer por la tarde.

Quienes confirmaron el deceso fueron los paramédicos del cuerpo de bomberos. Alrededor de las 12:30 horas se recibieron llamadas el número de emergencias, donde se mencionaba que un menor atentó contra su vida en el domicilio marcado con el número 1614.

Los paramédicos de bomberos acudieron a la Calle 21, entre la 16 y la 18, e ingresaron al domicilio para revisaron el cuerpo de quien en vida respondía al nombre de Irving Alejandro, el cual ya no contaba con signos de vida.

 

Quien lo encontró se identificó como José Cázares Castillo, padrastro del menor, quien dio aviso a su pareja del hallazgo, después de descolgarlo y colocarlo en el suelo, pues ella se encontraba aún dormida, ya que labora en el tercer turno y al despertar se llevó la desagradable noticia.

Se comentó por parte de los tutores, que el menor no hacía más que ingerir bebidas alcohólicas y aparentemente había entrado en depresión, pero él no quería decir nada al respecto de lo que le pasaba.

Una vez que se confirmó el fallecimiento por parte de los bomberos, se llamó a las instalaciones de la Fiscalía General del Estado, cuyos agentes del grupo de homicidios arribaron de inmediato a tomar conocimiento de lo ocurrido.