Foto: Juan Francisco Valdés
Rosendo también estaba bajo el efecto de bebidas embriagantes

Rosendo De Jesús, además de estar bajo el efecto de bebidas alcohólicas, golpeó a su pareja y, para que las autoridades no se  lo llevaran amenazó con suicidarse.

En el lugar se requirió la ayuda de paramédicos de la Cruz Roja y oficiales municipales asignados a la Unidad de Integración Familiar, (UNIF).

SE CORTA UN BRAZO

Por fortuna lograron tranquilizar y poner a salvo al joven el cual se encontraba en la azotea de su domicilio ubicado en Adrián Rangel 171, en colonia Nogales.

Se amarró un cable a su abrazo para luego tratar de cortarse las venas y desangrar.

Los paramédicos informaron que la lesión no era de gravedad y fue necesario que los municipales intervinieran para calmar al joven.

 A petición de sus familiares solicitaron su traslado al Hospital General de Saltillo donde ahora permanece internado.