Archivo
Debido a la reacción que tiene el fosfuro de aluminio en el cuerpo, se procedió a la evacuación de pacientes y personal de emergencias del nosocomio

El ingreso de un joven intoxicado con la ingesta de fosfuro de aluminio al área de urgencias del Hospital General de Guasave alertó los protocolos de seguridad, se procedió a la evacuación de pacientes y personal de esta zona del nosocomio.

La Secretaría de Salud del estado dio a conocer que dado a que esta sustancia química tiene una fuerte reacción en el cuerpo humano y es eliminado vía cutánea, por protocolo y con auxilio de Protección Civil, se procedió evaluar las condiciones de riesgo de pacientes, médicos y enfermeras, sin encontrar evidencia de esto.

Se informó que la noche del viernes pasado se ingresó a un joven de 19 años de edad, originario del poblado Espíritu, en Guasave, intoxicado, en un aparente intento de suicidio, con fosfuro de aluminio, mismo que se utiliza en el campo como veneno para eliminar topos.

Con personal médico especializado, en el Hospital General, se procedió a atender al joven con baños cada 40 minutos al paciente, con rotación de personal del nosocomio y cuidados adecuados que no ponen en riesgo la salud de los que lo atienden.

El paciente recibe tratamiento médico adicional a los baños que se le proporciona y se le ubicó en un área aislada, por lo que se espera que en breve se pueda reabrir la zona de urgencias sin mayores problemas.

Las autoridades de Salud del estado expusieron que en ningún momento pacientes y personal de Hospital General de Guasave estuvieron en riesgo por el ingreso del joven intoxicado.

El fosfuro de aluminio que ingirió en un presunto intento de suicidio, se elimina del organismo vía cutánea, por lo que pusieron en práctica los protocolos de seguridad interna y se tuvo que cerrar en forma temporal el área de urgencias.