EL CASO El 15 de enero en la colonia Las Misiones fue encontrada sin vida a la maestra de la Facultad de Economía, Magdalena Aguilar, y detenido su hijo Diego “N”, acusado de matricidio.ARCHIVO
La defensa pudo acreditar que el acusado tiene desórdenes cerebrales que lo podrían llegar a diagnosticar con algún tipo de esquizofrenia

Este lunes Diego “N”, acusado del asesinato de su madre, la profesora Magdalena Aguilar de la Facultad de Economía, acudirá a una nueva audiencia donde una serie de pruebas psicológicas definirán el rumbo de su caso.

A solicitud de la defensa legal de Diego, a través de una audiencia de control de garantías la jueza asignada al caso valorará una serie de pruebas emitidas por expertos en psiquiatría para analizar si el estado psicológico y psiquiátrico del acusado es el adecuado para enfrentar un proceso ante el aparato judicial.

En la audiencia anterior, de vinculación a proceso, la defensa legal del acusado presentó dos testimonios de un psiquiatra y un neurólogo, con los que acudió Diego después de que su detención se hizo efectiva. En ambos, la defensa pudo acreditar que el acusado tiene desórdenes cerebrales que lo podrían llegar a diagnosticar con algún tipo de esquizofrenia. 

A partir de esa audiencia donde el acusado hizo una serie de manifestaciones que alteraron el orden en la sala, la jueza decidió cambiar a Diego de prisión preventiva en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de Saltillo, a cumplirla en el Centro de Salud Mental (Cesame) mientras es llamado nuevamente por la autoridad.

Aunque la juez dio un plazo de dos meses para la investigación complementaria, la audiencia de hoy se llevará a cabo a un mes de la vinculación a proceso, y en caso de que la defensa compruebe la teoría, el MP deberá ceder el caso para clasificar a Diego como inimputable y que posteriormente cumpla un tratamiento en el Cesame.